Huelga en Vitoria en instalaciones deportivas

Actualización día 9: La huelga de cinco días que los sindicatos ELA, LAB, CCOO y UGT habían convocado en el sector de Actividades Deportivas de Álava ha sido desconvocada tras aceptar los trabajadores la última oferta presentada por las empresas subcontratadas que incluye subidas salariales vinculadas al IPC.

El paro iba a arrancar este martes y estaba previsto hasta el sábado 14 de mayo pero fue desconvocado tras ser aceptada en una asamblea celebrada anoche la oferta de la patronal, según ha informado en nota LAB, que ha calificado de «bueno» el acuerdo alcanzado porque supone «avances importantes» en las condiciones del trabajo.

En concreto para el convenio que abarca los años 2020-2023 se han fijado actualizaciones de salarios en base al IPC, un salario mínimo que superará los 1.200 euros netos; además se reduce la jornada anual hasta en 55 horas en uno de los grupos profesionales, se limitan los desplazamientos entre centros y se da más garantías al derecho de subrogación, entre otras mejoras.

LAB también ha indicado que el Ayuntamiento de Vitoria, principal cliente de las empresas adjudicatarias mayoritarias del sector en la provincia, ha intervenido para evitar la convocatoria de huelga.

La central ha valorado la capacidad de organización y lucha llevada a cabo por los trabajadores del sector para llevar a buen puerto la negociación y les ha felicitado. EFE

Día 3 de mayo: Anuncio de huelga en Vitoria en instalaciones deportivas

Los sindicatos ELA, LAB, CCOO y UGT han convocado cinco días de huelga la semana que viene, del 10 al 14 de mayo, para reclamar condiciones laborales dignas para las plantillas del sector de Actividades Deportivas de Álava.

Y responsabilizan, por ejemplo, al Ayuntamiento de Vitoria. Veamos la afectación a polideportivos, piscinas, centros cívicos…

Los cuatro sindicatos han recordado en un comunicado que este sector alavés lleva dos años sin convenio ya que pese a las numerosas reuniones negociadoras que se han celebrado las empresas no aceptan las demandas de los trabajadores y plantean congelar los salarios dos años, no vinculan las mejoras salariales a IPC y proponen aplicarlas a partir de octubre de 2023.

Los sindicatos recuerdan que hay salarios «mileuristas«, con una de las jornadas anuales más largas del territorio, que no se compensan los años de experiencia, las bajas se penalizan y en muchos casos, los trabajadores están a disposición de la empresa desde la mañana hasta la noche para realizar pocas horas efectivas, lo que impide una verdadera profesionalización.

Ante esta situación exigen subidas salariales vinculadas al IPC, una reducción de la jornada anual, la confección de cuadrantes que eviten desplazamientos e interrupciones, un salario mínimo de 1.200 euros, un plus de antigüedad y disponer de complementos de Incapacidad Temporal, entre otras medidas.

Aseguran que, como muestra de buena voluntad, los trabajadores del sector han hecho cesiones para llegar a un acuerdo, pero subrayan que en los últimos 12 años las plantillas han perdido alrededor de un 11 % de poder adquisitivo, y calculan que con la oferta económica de la patronal para los siguientes dos años, a la vista de la evolución del IPC, esa perdida podría dispararse hasta un 20 %.

«Esta situación es consecuencia, entre otras cosas, del nefasto sistema de subcontratación que emplean las administraciones públicas, entre ellas el Ayuntamiento de Vitoria, donde por norma la empresa que presenta la oferta más baja se hace con el servicio», lo que afecta a las condiciones laborales, recalcan las cuatro centrales que han decidido por tanto convocar cinco días de huelga para tratar de poner fin a esta situación.



1 Comentario

Dejar respuesta