El número de viajeros de las líneas forales de transporte interurbano por carretera de Alavabus ha aumentado durante el primer semestre de 2023 un 32 % en relación con el mismo periodo del año pasado al alcanzarse los 756.000 usuarios.

En una nota de prensa, el diputado foral de Movilidad Sostenible e Infraestructuras Viarias, Jon Nogales, ha considerado muy positivos estos datos teniendo en cuenta que 2022 fue un año «de récord histórico de viajeros».

Ha señalado que el descuento extraordinario del 50 % en los viajes con la tarjeta BAT, MUGI y BARIK implantado desde septiembre de 2022 está incentivando el uso de este transporte como alternativa al vehículo privado.

Más del 83 % de los billetes de las líneas forales han sido abonados entre enero y junio mediante estas tarjetas cuando el porcentaje medio al cierre de 2022 fue del 75%.

Son 18 las líneas de Alavabus que conectan Vitoria con las diferentes comarcas alavesas y localidades de provincias limítrofes.

Aparte de estas líneas que transportaron 756.000 viajeros entre enero y junio, la cifra de usuarios roza el millón de viajeros si se suma la demanda de las dos líneas de largo recorrido Bilbao-Pamplona y Bilbao-Logroño que gestiona también la Diputación Foral.

Por otra parte, el servicio de Transporte Comarcal que conecta los pequeños núcleos rurales de Álava con sus poblaciones de referencia ha experimentado también en la primera mitad del año una evolución positiva, del 29,2 %, al transportar a 34.553 personas. EFE



Dejar respuesta