El País Vasco ha administrado hasta este martes 29.325 vacunas de la covid-19, de las que 28.930 corresponden a la primera dosis y 395 a la segunda.

Si el Gobierno Vasco no hubiera reservado la mitad de los viales, no se podría administrar la segunda dosis a la mitad de las personas que tienen que recibirla en los próximos siete días y hasta dentro de tres semanas tampoco se podrían poner las primeras vacunas a los nuevos colectivos.

Así lo ha manifestado la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno vasco, en la que ha defendido la estrategia «adecuada» del Gobierno Vasco de reservar parte de las vacunas para garantizar la inmunidad si se produce una falta de suministro, como ha ocurrido esta semana.

Sagardui ha insistido en que este proceso de vacunación que se lleva a cabo en Euskadi, a diferencia de otras comunidades autónomas que administran las dosis según se reciben, responde a los principios de «solidaridad y prudencia».

Ha señalado que se puede decir que todas las personas que viven en las residencias de mayores han recibido ya la primera dosis y que se sigue con el procedimiento entre el personal sociosanitario y ha dicho que esta semana continuará la campaña para completar la segunda inoculación que comenzó este pasado domingo.

Del total de vacunados, 914 son profesionales sanitarios de Osakidetza. 700 de ellos, en Bizkaia, han recibido dosis de la vacuna Moderna, y el resto las correspondientes a la farmacéutica Pfizer y «así seguirá en función de la disponibilidad» de viales, ha explicado.

«Todas las personas que han recibido la primera dosis tienen garantizada la segunda», ha remarcado la consejera.

Sagardui ha añadido que la disponibilidad de las dosis no depende de Euskadi ni del Gobierno español ya que la compra centralizada se desarrolla desde Europa.

Por tanto, ha considerado, la administración es una cuestión de disponibilidad de vacunas, no de capacidad del sistema sanitario ya que, según ha recordado, en dos meses se pusieron unas 600.000 vacunas de la gripe.

Sin efectos secundarios

También ha dejado claro que por el momento no hay constancia de que se haya producido efectos secundarios relevantes entre los vacunados.

La consejera ha vuelto a reclamar que las autonomías tengan capacidad de tomar las decisiones adecuadas en función de la incidencia de la covid-19 en cada momento «con inmediatez», petición que el Gobierno Vasco volverá a plantear al Ministerio en la Interterritorial de Salud de hoy.

No obstante, no ha precisado hasta qué hora exacta planteará la ampliación del toque de queda, que el lehendakari, Iñigo Urkullu, situó ayer en torno a las 20.00 horas, a la esperá de conocer la propuesta concreta que elaborará el comité técnico del Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi.

Preguntada por la situación de Bilbao, que ya ha superado la incidencia de 500 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, se ha mostrado convencida de que, al igual que la población y de los responsables institucionales de municipios con datos similares, los de la capital vizcaína son «conscientes» de que deben «adecuar sus costumbres y su movilidad» en función de la evolución de la pandemia.

Ha eludido «estigmatizar» a ningún sector económico y ha recomendado a los ciudadanos que «sigan en situación de alerta y respeten las medidas preventivas», al tiempo que ha hecho un llamamiento a que no se lleven a cabo concentraciones de personas.

Cribados

La titular de Salud ha dado cuenta de los cribados recientes llevados a cabo en varias localidades vascas. En el de Bermeo y Mundaka han participado el 55,73 % de la población, con 10.030 pruebas y 31 positivos, mientras que en el de Zaldibar se han detectado 6 positivos en 1.577 pruebas con un indice de participación del 54,62 %. En la localidad alavesa de Agurain han tomado parte más vecinos, el 63,13 %, y ha habido 28 nuevos diagnósticos en las más de 4.000 pruebas llevadas a cabo.

Sagardui ha considerado que lo deseable es que más ciudadanos respondiesen a estos llamamientos, cuyos porcentajes de positividad no son relevantes, pero «al menos» sirven para localizar y aislar a sus contactos.

Por su parte, el portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha aprovechado para recordar a los ciudadanos que ante la proximidad de distintas fechas festivas, entre las que ha citado el Día de San Sebastián y Carnaval, que deben actuar con la mayor de las cautelas para prevenir la extensión del virus. EFE


Compartir

3 Comentarios

    • A ver, hay personas que por su edad o enfermedades gravísimas, se iban a morir igual con vacuna que sin ella.

      Hubo un caso muy curioso entre los voluntarios que participaron el 3ª fase de pruebas, en que uno de los voluntarios desarrolló una enfermedad muy extraña y grave, cuando los familiares se estaban frotando las manos para desplumar a la farmacéutica, está les demostró que su familiar había recibido un placebo, por lo que esa persona iba a desarrollar esa enfermedad de todas todas.
      Quédese con lo mayoritario, si en el mundo se han puesto millones de vacunas y mueren 20 personas (a los que les darán mucha publicidad y no investigaran mucho los antecedentes, solo para conseguir clics), es que la cosa va bien, esto es como las opiniones en Amazon de los productos, quédese con la media, ya que descontentos y haters hay de todo y para todo, y entre millones de vacunados habrá toda clase de casuísticas.

  1. «…por el momento no hay constancia de que se haya producido efectos secundarios relevantes entre los vacunados…» Sí, vamos, pero lo lógico sería esperar unos meses a ver qué pasa, ¿no?

Dejar respuesta