El metal en Álava avisa de huelgas
foto lab

Trabajadores del metal en Álava han vuelto a parar y a manifestarse por las calles de Vitoria para exigir un convenio digno en la segunda jornada de huelga en el sector convocada por ELA, CCOO, LAB, USO, CGT y ESK, centrales que han acusado a la patronal SEA «de tensar la cuerda con su inmovilismo».

Dos columnas de manifestantes han partido a primera hora de este martes desde las plantas de Mercedes y Sidenor para confluir en la Plaza Nueva de Vitoria donde varios representantes sindicales han tomado la palabra y ha destacado el «amplio» seguimiento logrado.

Sin embargo desde la patronal han hablado de «poca incidencia» y han fijado el respaldo al paro por debajo del 5 % con una incidencia laboral «solo» en el valle de Ayala» y «normalidad absoluta» en el resto del territorio.

Además SEA ha denunciado la actitud de algunos piquetes que han «intentado sacar» a trabajadores de sus puestos, aunque ha vuelto a instar a las centrales a reconsiderar sus posturas y a avanzar en la mesa en un acuerdo «realista acorde con la situación del sector».

Desde CGT Jon Coroso ha calificado de «histórica» esta segunda jornada de paros, en la que el seguimiento ha sido «muy amplio» y han vuelto a «parar las fábricas y a llenar las calles».

Ha acusado a la patronal de «tensar la cuerda con su inmovilismo» y de «bloquear» la negociación y ha remarcado que la «unidad sindical sin precedentes» y el «respaldo» de los trabajadores tiene que servir para lograr una mejora en las condiciones laborales del sector. «No podemos dejar pasar la oportunidad, tenemos que remar en la misma dirección», ha resumido.

Nerea Cabrera de USO también ha dicho que la lucha obrera está «más viva que nunca» y que con las movilizaciones y las huelgas a la patronal «no le va a quedar más remedio que replantearse su postura en la mesa de negociación».

Ha reclamado unos salarios dignos, acabar con las jornadas abusivas, poner límites a la flexibilidad y avanzar hacia la igualdad en un sector «terriblemente masculinizado».

Desde ESK Ester Ruiz de Alegría ha advertido a SEA que no van a parar hasta conseguir unas condiciones laborales dignas y ha puesto en valor el uso de la huelga como elemento de solidaridad y lucha.

Los cerca de 25.000 trabajadores afectados por el convenio del metal están llamados de nuevo a la huelga este jueves, día 26, en la que será la tercera y última jornada de paros convocados por ELA, CCOO, LAB, USO, CGT y ESK.

El primer día de huelga tuvo lugar el pasado miércoles. Las centrales hablaron entonces también de «éxito total» y sin embargo para la patronal fue un «absoluto fracaso» ya que SEA cifró el seguimiento en el 7,8 %. EFE



Dejar respuesta