El pasdo 31 de julio, el alcalde plantaba el «árbol del amor en Vitoria». Se trataba de un ‘cercys siliquastrum’ que sustituía al ‘árbol del amor’ original, que desapareció en 1930 en el Parque de la Florida.

Este árbol alcanzó fama puesto que intercedía favorablemente a conseguir pareja, según decía la tradición. Bastaba con dar siete vueltas al tronco para ello. Se trata de un árbol de gran porte con un bonito color rosado en sus hojas.

Pero varios ciudadanos han alertado que las fechas elegidas para plantarlo no son las mejores. El intenso calor perjudica el futuro del ejemplar.

-Cualquier persona con dos dedos de frente no se pondría a plantar un árbol a finales de julio.

-No pasa nada , si se seca se pone otro y ya, pero ha servido para que se saquen las fotos.

-Y tranquilos si se secan pondrán otros, total los pagamos usted  y  yo , aunque sea julio en plena ola de calor.

Opiniones ciudadanas que coinciden con expertos que hablan de plantar mejor en otras épocas como otoño. Hacerlo en verano obliga a no tener «descuidos con el riego», algo que no se fomenta en Vitoria, y el traslado al su sitio definitivo puede provocar quemaduras en troncos y hojas al no estar acostumbrado a su nueva posición y temperaturas.


Compartir

1 Comentario

  1. si a un arbolo le cortamos parte de las raides para trasportarlo a otro lugar, puede que sobrevida o puede que no, pero el teatro ya esta echo
    si lo volvemos a cortar las raices para volverlo a trasportar como el olivo de la rotonda…. el resultado es…..

Dejar respuesta