Los colegios de médicos, Enfermería, dentistas, farmacéuticos y veterinarios de Álava han hecho un llamamiento a la ciudadanía y al colectivo sanitario para que se vacunen frente a la covid-19 como un acto de responsabilidad individual y solidaridad colectiva.

Ante el inicio este domingo de la campaña de vacunación en Euskadi, los representantes de los colegios profesionales sanitarios de la provincia han destacado que la vacuna ofrece no solo un beneficio individual sino también de protección de todo el entorno.

Por ello, han insistido en que no se debe renunciar a estos beneficios «por temor a unos efectos secundarios que, de haberlos, no serían en ningún caso tan perjudiciales como las posibles consecuencias que puede desencadenar en muchas ocasiones un contagio grave por covid».

Los cinco colegios profesionales han recordado que las vacunas frente al coronavirus que se suministrarán en la UE cuentan con el beneplácito de las agencias evaluadoras que garantizan la «seguridad, la calidad y la eficiencia de las mismas», por lo que han pedido a la población que «no se deje llevar por las reticencias iniciales o cierta desconfianza en la vacuna por el rápido desarrollo de las mismas, ya que los tiempos se han acortado pero sin comprometer en ningún momento las condiciones de seguridad».

Han advertido de que, pese a la alta efectividad esperada de la vacuna, «se tardará bastante tiempo en conseguir un volumen de población inmune lo suficientemente relevante como para volver a la normalidad y poder abandonar las medidas de prevención establecidas actualmente», por lo que solicitan «máxima prudencia en estas fiestas navideñas para evitar posibles relajaciones en las normas sociales de prevención». EFE


Compartir

4 Comentarios

  1. Qué sabrán los veterinarios de cosas que no afectan a mascotas. Por otra parte se hecha en falta la opinión de psiquiatras que iluminen si la vacuna tiene efecto sobre la psique, en relación con la esquizofrenia que provoca la pandemia.

  2. La vacuna esta en «fase experimental» puesto que no ha dado tiempo suficiente para comprobar secundarismos a medio y largo plazo

    a tenor de lo dispuesto en el punto 1º del CÓDIGO DE NÚREMBERG,

    CÓDIGO DE NÚREMBERG
    No se podrá administrar con carácter obligatorio directo o indirecto la vacuna a ningún individuo, salvo con aceptación «absolutamente voluntaria y no coaccionada» por parte del mismo. Un registro con independencia de su posible ilegalidad (ley orgánica 3/2018 sobre Protección de Datos Personales)… podría ser una forma «indirecta de obligatoriedad» que contravendría el Código Internacional de Bioética de Núremberg, constituyendo per se una ilegalidad flagrante.»

Dejar respuesta