Echan sal a las piscinas de Vitoria

Hace tres años, un ciudadano de Vitoria se dirigía al Ayuntamiento de Vitoria para solicitar sal en vez de cloro en las piscinas de la ciudad y lo justificaba con varios argumentos: Proponen echar sal a las piscinas de Vitoria

El Ayuntamiento acogió la idea con agrado: «Será tenido en cuenta para mejorar los servicios». Hoy es una realidad, según explica el Consistorio:

«En las instalaciones de Mendizorrotza (interior y exterior) se ha dejado de emplear hipoclorito sódico como desinfectante, y se ha implementado un sistema de generación de cloro in-situ mediante cloración salina.

Con este sistema, se genera el cloro por electrolisis, a partir de sal común, agua y energía eléctrica.

Más prohibiciones en Vitoria ¡Ni enseñar a nadar a la niña!

Las 6 ventajas:

  • Una mejor desinfección
  • Mejor disolución
  • Producto final menos agresivo para los usuarios y reducción de subproductos
  • Mayor calidad del agua de piscina
  • Necesidad de renovar menor cantidad de agua generando ahorro
  • Mayor seguridad en transporte y manipulación al tener materias primas más seguras.

Un lector nos escribe para mostrar su disconformidad con el citado plan. Y aquí damos voz a todos. Asegura que «el sistema de generación salino solo funciona los días de temperaturas medias. Los días de calor necesita apoyo de productos químicos». Afirma que en Gamarra el sistema no funciona.



4 Comentarios

  1. Pablo, lee toda la noticia. En días de altas temperaturas no funciona y para generar el mismo efecto tienes que utiliza la electricidad que se utiliza para producir el cloro, es decir, no hay ahorro ni de energía ni de otros productos, ya que, debe de añadir otros productos de refuerzo rzo

  2. DESventajas:
    la sal se come todo el metal, bombas filtros , mejor pregunten el Añana que tiene muchas decadas de esperiencia

  3. En Mendizorrotza ya no funciona. Con estas temperaturas han tenido que volver a utilizar el Hipoclorito, al igual que Gamarra. El ayuntamiento ha vuelto a malgastar el dinero del contribuyente una vez más.

Dejar respuesta