Osakidetza abre la inscripción para la segunda OPE

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha afirmado que se va a crear un «grupo monográfico» sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) que revisará la evidencia científica y propondrá las recomendaciones pertinentes, tanto en la metodología de la asistencia a estos pacientes como en posibles recursos que sean necesarios.

Sagardui ha hecho este anuncio al ser interpelada por la parlamentaria de PP+Cs Laura Garrido sobre la necesidad de «subsanar» las «múltiples deficiencias» que se dan en la atención a pacientes con trastornos de la conducta alimentaria en Euskadi y ha reclamado crear una unidad hospitalaria específica para tratar estos casos que se han incremento un 32,6 % desde el inicio de la pandemia de covid.

La consejera ha negado la existencia de «múltiples deficiencias» y ha asegurado que hay voluntad de mejora y que por ello se va a elaborar una nueva estrategia en salud mental.

Ha indicado que la actual, que data de 2016, dio un protagonismo «importante» a los TCA y que entonces el grupo de trabajo monográfico que se constituyó dentro de Consejo Asesor de Salud Mental consideró que la creación de una unidad de hospitalización específica para TCA «no aportaba un plus de resultado o de calidad asistencial relevante».

No obstante, ese grupo sí constató que estas patologías generaban «distorsiones» en las unidades de hospitalización ya que requerían una «atención especial» al tratarse de pacientes que necesitaban estancias prolongadas y la concurrencia de distintas especialidades, entre otras cuestiones.

Entonces se propusieron medidas que están vigentes en la actualidad como los refuerzos en la enfermería psiquiátrica y la creación de comedores terapéuticos con un enfoque más amplio (sicológico y psiquiátrico) que el simple control de la alimentación, que ha tenido «resultados exitosos».

Ahora con «la constitución del Consejo Asesor de Salud Mental de Euskadi se ha propuesto y aprobado la constitución de un nuevo grupo monográfico sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria que revisará la evidencia científica existente y propondrá las recomendaciones pertinentes tanto en metodología como en posibles recursos que pudieran ser necesarios si así lo concluyen», ha afirmado Sagardui.

«Estamos iniciando la reflexión sobre la nueva estrategia de Salud Mental y ya tenemos previsto un grupo específico para que trate de forma integral los TCA» , ha recalcado la consejera, quien ha insistido que en Euskadi hay «recursos, medios y protocolos» para estos pacientes desde 1998 de forma «diferenciada» y que el hecho de que esta atención esté integrada en Salud Mental «no quiere decir que no sea diferenciada».

La consejera ha dicho que hay muchas personas que han pasado por la «diversidad de recursos» que existen para estos pacientes en Osakidetza y que han podido superar la enfermedad pero también ha reconocido que no siempre es así.

Garrido ha puesto voz al caso de dos pacientes con TCA que han estado presentes este viernes en el Parlamento, que llevan muchos años luchado contra esta enfermedad, han tenido varios ingresos y reclaman una unidad especializada en Osakidetza para estos trastornos, tal y como ha explicado la parlamentaria.

Garrido ha indicado que hay pacientes en Euskadi que han buscado ayuda en otras comunidades porque denuncian que la asistencia que da el Servicio Vasco de Salud «presenta múltiples deficiencias y no está dando resultados efectivos» porque está «demasiada centrada» en el «premio y castigo», faltan especialistas y un tratamiento multidisciplinar en unidades específicas.

La representante de grupo PP+Cs ha precisado que el TAC «no es un capricho» y ha añadido que su «adecuada atención» es una obligación del Departamento de Salud. EFE



Dejar respuesta