El entrenador del Deportivo Alavés, Javi Calleja, indicó este martes que se siente “responsable absoluto de todo” y espera que el equipo cambie en el partido que tienen ante el Espanyol en la sexta jornada de LaLiga Santander.

El madrileño dijo en rueda de prensa que “el equipo está con ganas de cambiar la dinámica” porque han hablado y ha notado “una reacción importante”.

“Tenemos que saber que nos quedan 102 puntos por disputar, hay que mirar hacia delante sabiendo y siendo conscientes de que no hemos hecho las cosas bien, pero que ganando al Espanyol conseguimos los mismos puntos que llevan ellos y las cosas se verán de manera diferente”, explicó el técnico.

También aseguró que “el equipo trabaja mejor que nunca a pesar de los resultados” y no tiene ninguna queja del ambiente que hay dentro del equipo.

Calleja achacó gran parte de la situación del equipo al bloqueo mental de sus jugadores.

“Hay muchas barreras en la cabeza de los jugadores que llevan tiempo porque se ha ido sufriendo mucho durante las pasadas temporadas y a pesar de que el año pasado conseguimos el objetivo, hay una base del equipo que ha ido viviendo todo eso durante tiempos anteriores y quizá el no haber enganchado buenos resultados les hace centrarse más en el pasado que en mirar hacia adelante”.

Con este diagnóstico, el preparador babazorro señaló a los jugadores de mayor experiencia para enganchar y contagiar a todo el mundo “porque tienen más experiencia y han vivido más situaciones de este tipo”.

“Estoy intentando buscar soluciones, el mejor ‘once’ de inicio y que el equipo cambie”, dijo Calleja, que aseguró que no se siente débil. “No me voy a esconder, voy a trabajarlo lo mejor que pueda para conseguir que entre todos le demos la vuelta a esta situación”, expresó.

Tampoco quiso pensar en las consecuencias que puede tener una derrota porque está convencido de que “el equipo va a reaccionar y no quiso entrar a valorar las decisiones que pueda tomar el club acerca de su continuidad. “Sé cómo funciona esto”, afirmó.

Apenas habló de su rival y solo destacó la calidad ofensiva que atesoran los periquitos. Prefirió hablar de su plantilla, que desde la primera parte ante el Real Madrid, según él, “ha empezado a pensar más en las consecuencia del resultado”.

La confianza es otra de las armas clave a juicio del entrenador. “Lo primero que tienes que limpiar es la cabeza y volver a recuperar toda la confianza en uno mismo”, manifestó Calleja. Del mismo modo recordó que “el club es un club ejemplar” porque les ha transmitido “confianza y seguridad para trabajar”

En este sentido Javi Calleja puso sobre la mesa la posibilidad de contar con ayuda externa para llegar al futbolista. “A día de hoy son figuras importantes y ayudan mucho dentro del equipo”, consideró. EFE



2 Comentarios

Dejar respuesta