foto culinary center

La consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, ha afirmado que el proyecto de la futura sede del Gastronomy Open Ecosystem (GOe) del Basque Culinary Center (BCC) en el barrio de Gros de San Sebastián es un «proyecto de país» que «tiene futuro» y es de «vital importancia» para Euskadi.

Tapia ha respondido así en el pleno de control al parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU Jon Hernández, quien ha dicho que su formación no comparte ese «proyecto de país» porque se trata de una iniciativa que va a suponer un importante desembolso de dinero público, 24 millones, del que se va a beneficiar fundamentalmente una universidad «elitista», el Basque Culinary Center.

Hernández ha asegurado que la construcción de ese edificio del BCC va a suponer la pérdida de más de 7.000 metros de espacio verde y la imposibilidad de abordar la edificación de vivienda pública en un barrio que tiene carencia de ambas.

La consejera ha remarcado que el BCC es una fundación que, además de actividad de formación, lleva a cabo acciones de innovación y emprendimiento, y que el nuevo edificio va precisamente dedicado a esta parte.

Ha reconocido que se trata de una importante inversión pero ha asegurado que responde a una «estrategia de país», que va a situar a Euskadi a «nivel mundial».

«Estamos hablando de atraer a personas, generación de nuevos empleos y atracción de nuevas empresas en un ámbito en el que Euskadi es pionera», ha recalcado Tapia, quien ha recordado que este tipo de iniciativas son importantes también si se quiere una alimentación saludable.

En definitiva la consejera ha respaldado un proyecto que tiene «un doble objetivo: tracción, retención de talento, elaboración de nuevas ideas, puesta en marcha de nuevas empresas, emprendimiento de primerísimo nivel, innovación tecnológica, y al mismo tiempo la ciudadanía» se puede beneficiar de él.

Tapia también ha indicado que no se puede poner en duda el «retorno» que el BCC ha supuesto para Euskadi y ha añadido que el objetivo es que San Sebastián no sea solo un lugar donde vienen turistas sino que también atraiga innovación.

«Es un proyecto elitista y esa no es la política de país que necesitan los vecinos de ese barrio», ha zanjado Hernández. EFE



Dejar respuesta