La Comisión Internacional contra la Pena de Muerte (ICDP) va a recibir de manos del lehendakari, Iñigo Urkullu, el Premio René Cassin de Derechos Humanos 2023 «por su incansable lucha a favor de la abolición de la pena de muerte en todos los países y regiones del mundo».

El jurado destaca con este reconocimiento el trabajo de esta organización centrada en la defensa del fin de la pena capital y en el logro de una justicia penal que respete y proteja la dignidad y los derechos humanos de todos los ciudadanos.

En este sentido, según informa el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, ha considerado asimismo que el compromiso de esta Comisión Internacional supone «un contundente y rotundo alegato en favor del primer derecho humano: el derecho a la vida. Un derecho flagrantemente vulnerado todavía hoy en numerosas regiones del mundo».

El galardón lo recogerá Marta Santos País, que fue representante especial del Secretario General de la Organización de Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños entre 2009 y 2019.

Santos es abogada internacional de derechos humanos y cuenta con más de 35 años de experiencia en derechos humanos, derechos de la infancia y cooperación jurídica internacional.

Además, es autora de numerosas publicaciones sobre cooperación jurídica internacional, administración de justicia, derechos humanos y derechos de la infancia.

El acto de entrega tendrá lugar el 11 de diciembre en el Palacio Villasuso de Vitoria en una gala especial, al coincidir esta edición con el 75 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada el 10 de diciembre de 1948.

El Gobierno Vasco creo en 2003 este premio de carácter anual con el que reconoce públicamente a personas o entidades que destacan en la defensa de los derechos humanos. El galardón recibió el nombre de René Cassin, jurista del País Vasco francés que fue Premio Nobel de la Paz en 1968 y que está considerado como uno de los principales inspiradores de la Declaración de los Derechos Humanos.

La elección del Premio René Cassin recae en un jurado paritario integrado por personas de reconocido prestigio en el ámbito de la convivencia y los derechos humanos.

En el fallo del premio el jurado también ha subrayado su adhesión a la campaña que con motivo del 75 aniversario ha lanzado la Organización de las Naciones Unidas y ha llamado a una paz «con justicia y respeto del derecho internacional en todos los conflictos», con una mención especial a Ucrania y Palestina, así como «al fin de la impunidad por todos los crímenes internacionales cualquiera fuera su autoría». EFE



Dejar respuesta