Euskadi, 17 horas en alerta por lluvias

La primavera en Euskadi podría ser un poco más lluviosa de lo habitual, al menos en Bizkaia, Gipuzkoa y norte de Álava, mientras que las temperaturas se moverán en los valores normales para esta época del año situándose algo por encima de la media en el sur de la comunidad.

La delegada de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en el País Vasco, Margarita Martín, ha hecho esa predicción para el nuevo período estacional en una rueda de prensa en San Sebastián, en la que ha ofrecido además los principales datos meteorológicos del invierno, que ha estado marcado por los «contrastes» encadenados entre quincenas.

Según ha señalado, la primavera podría ser algo más lluviosa en la vertiente cantábrica, donde las precipitaciones podrían ser ligeramente superiores a lo normal, en torno a un 10 o 15 %, mientras que en la mediterránea se situarán en los valores habituales.

En cuanto a las temperaturas, sin embargo, parece que serán las normales para esta estación con valores en torno a los 15 o 16 grados salvo en algunas zonas de Álava, donde podrían superar los registros habituales, pero por «muy poco», por «medio grado», ha señalado.

Martín ha indicado que todavía es demasiado pronto para hacer una predicción rigurosa sobre el tiempo que hará en Semana Santa, pero ha avanzado que marzo terminará con temperaturas suaves y alguna precipitación en Gipuzkoa y Bizkaia, más probables los días 26 o 28.

INVIERNO

En cuanto al balance del invierno, Martín ha puesto de relieve los «contrastes» que se vivieron dentro de un mismo mes ya que, por ejemplo, la primera quincena de enero fue «muy cálida» y la segunda «muy fría».

De hecho, el 1 de enero se batió el récord de temperatura con 21,4 grados registrados en Igeldo, aunque los termómetros se desplomaron «bruscamente» a partir del día 16 y se mantuvo el tiempo «mucho más frío de lo normal».

De esta manera, el promedio de temperatura del mes de enero es «normal» estadísticamente, pero la realidad es que «no hubo ningún día normal», ha destacado Martín.

Respecto a las precipitaciones, ocurrió algo similar, ya que los «primeros quince días no cayó prácticamente ni gota» y el día 16 llovió con tal intensidad que se batió el récord de precipitación máxima en 24 horas en un mes de enero tanto en Igeldo -San Sebastián- (76 litros) como en Bilbao (95 litros).

En cuanto a febrero, al revés que en enero, la primera quincena fue fría con varios días de nieve y la segunda fue cálida con lo que la «media» vuelve a resultar «normal» pese a que se alternaron días con máximas de 21 grados y otros con mínimas de 6,3 grados bajo cero.

Respecto al mes de marzo, según los datos registrados y las predicciones, parece que será considerado «cálido» en cuanto a temperatura, mientras que tendrá la consideración de «seco» en Bizkaia y Álava y de «normal» en Gipuzkoa.

El resumen climatológico de este invierno de contrastes ha sido normal en cuanto a temperaturas en las tres provincias, aunque hay diferencias respecto a las precipitaciones registradas ya que en Gipuzkoa han sido algo superiores a lo normal por la lluvia caída en enero, mientras que en Bilbao el invierno ha sido «húmedo» y en Álava «seco». EFE



Dejar respuesta