(EFE).- El diputado general de Álava, Ramiro González (PNV), ha mostrado hoy su convencimiento de que EH Bildu es la fuerza política que «mayor voluntad de negociación» está manteniendo de cara a la aprobación de los próximos presupuestos forales.

González ha hecho esta consideración a preguntas de los medios de comunicación tras el Consejo de Diputados y ha informado de que, «una vez establecidas las previsiones de recaudación» en el Consejo Vasco de Finanzas del pasado miércoles, hoy se inicia la ronda de contactos con los grupos para negociar las cuentas de 2016.

Las reuniones comienzan con Javier De Andrés (PP), y continuarán mañana con un segundo encuentro con EH Bildu, al que seguirá otro con Podemos «inmediatamente después».

González ha advertido de que su gobierno «no está cerrado» a negociar con otras fuerzas políticas aunque, a su juicio, de las manifestaciones públicas y de los encuentros privados previos al inicio de la ronda de reuniones «cabe deducir» que EH Bildu es la que «más intención de negociar ha mostrado».

No obstante, ha insistido en que no hay ninguna «prioridad» negociadora con EH Bildu, sino que se trata de una «constatación».

González no ha querido marcar ninguna línea roja en las negociaciones y ha asegurado que acudirá «dispuesto a escuchar», aunque recuerda que ha habido un cambio de gobierno «que se tiene que notar» en las próximas cuentas forales.

El diputado general de Álava prefiere «no pensar» en una posible prórroga del presupuesto, sobre el que ha recordado que «no contendrá una excesiva diferencia en el gasto» respecto al proyecto de 2015 que el PP nunca llegó a aprobar.

El gobierno foral del PNV dispone hasta el viernes 13 de noviembre para acordar y elaborar el proyecto de presupuesto.

Las manifestaciones de Ramiro González se producen apenas unos días después de que el PNV y EH Bildu presentaran el acuerdo alcanzado en el Ayuntamiento de Vitoria para «poner solución a la grave situación presupuestaria y económica del Ayuntamiento», con un desfase presupuestario en el ejercicio 2015 que el gobierno municipal del PNV ha cifrado en 68 millones.

Por su parte, el portavoz de EH Bildu en las Juntas Generales de Álava, Kike Fernández de Pinedo, ha confirmado que ha trasladado al diputado general la «disposición» de la coalición soberanista a «hablar sobre las cuentas del próximo año» y ha incidido en que «por primera vez» su partido «puede influir en los presupuestos de Álava».

En una rueda de prensa antes de reunirse mañana con el diputado general alavés, Fernández de Pinedo ha marcado las «seis grandes prioridades» de su formación ante la negociación presupuestaria, según ha informado EH Bildu en una nota de prensa.

Ha incidido en que no avalarán recortes «en nombre de la austeridad y mucho menos en temas sociales; también que abogan por unos servicios sociales de calidad y por el empleo digno, y que proponen una Oferta Pública de Empleo en la Diputación Foral de Álava.

En materia de promoción económica y desarrollo local defienden entre otras iniciativas un plan para impulsar la actividad de Foronda, una denominación de origen propia para Rioja Alavesa y la puesta en marcha del «Arabatran», un tren propuesto por la coalición soberanista para mejorar la conexión ferroviaria con los municipios.

Fernández de Pinedo también ha resaltado la necesidad de dar pasos firmes tanto en el proceso de paz como en el derecho a decidir y un impulso a la cultura vasca y al euskera.



Dejar respuesta