portales recreacion proyecto soterramiento leticia comeron

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha asegurado que la capital alavesa puede hacer frente al coste del soterramiento de la llegada del tren de alta velocidad (TAV) a la ciudad, que asciende a unos 100 millones de euros, el 15 % del total del proyecto.

Para ello, Urtaran ha propuesto financiarlo con las parcelas adyacentes al corredor ferroviario en las que podrían construirse hasta 1.500 viviendas, según estimaciones municipales, y reportar al Ayuntamiento con la venta de estos terrenos unos «120 millones de euros».

Otra de las «posibilidades» es endeudarse para afrontar la inversión, pidiendo un crédito, ha señalado.

El alcalde ha señalado que la capital alavesa tiene «capacidad» para afrontar el pago del soterramiento y «voluntad absoluta» por llevar a cabo un proyecto estratégico para la ciudad.

Urtaran espera conocer el proyecto definitivo en la próxima reunión del 10 de mayo en Madrid con representantes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para lograr «un compromiso en firme» con el proyecto. EFE


Compartir

9 Comentarios

  1. Con todo el terreno que había en salburua y zabalgana,… Para hacer 2 ciudades nuevas. Cuanto terreno mal aprovechado y cuenta chabola se ha construido. Y con tanto solar vacío que hay en ambos barrios se piensa en construir más, sin aprovechar el terreno que ya hay. Que sin sentido. Otro más de este ciudad…

  2. Hace casi 20 años los de entonces decían lo mismo que éste. Esperaban dar un pelotazo para gastos. Incluso hicieron un «convenio» para repartir el pastel. Los mismos chorralaires diciendo las misma chorradas con 20 años de diferencia. Y nópassaná, que suficientes caramebas les votan para que sigan.

  3. Como siempre: esos 120 millones que espera sacar por la venta de las parcelas se quedarán en 80, y los 100 que dice pagará el Ayuntamiento, terminarán siendo 200. Como no llegará con la venta, pedirá un préstamo, y nos seguirá endeudando para otros veinte años; después subirá los impuestos con cualquier razón absurda, lo echarán de la alcaldía, presumirá contando a todos; «yo hice esto, yo hice aquello…» y todos contentos. Entre tanto Vitoria hecha una mierda.

  4. Nos va a dejar sin dinero, sin patrimonio municipal y más endeudados para muchos años. ¿No va ha haber nadie que le pare los pies al faraoncillo este?

  5. Volvemos al cuento de la lechera, costear el soterramiento pensando en el pelotazo urbanístico. Eso fue un fiasco hace 10 años, cuando salto por los aires la burbuja inmobiliaria.
    Pero que se piensa el alcalde, que vamos a tener un incremento de población, para vivir en estas 1500 viviendas, que hacemos con lo construido y vacio todavía en Zabalgana y Salburua.
    Es que no se entera que la población está disminuyendo y en 10 años se quedarán vacías 3000 viviendas, y si no vayan a las inmobiliarias a preguntar cuantos pisos vacios de herencias hay, o es que no se muere la gente en Vitoria.
    Espero que los promotores le pongan en su sitio y espero, sobre todo, que no se le ocurra endeudarnos para este despropósito, nos va a dejar en la ruina .

  6. Hace quince años, el alcalde de Lagrán, (pueblo de 200 habitantes) intentó hacer algo parecido. Cientos de viviendas y chalés, al estilo de Jesús Gil en Marbella. Pensaba, y había presentado la planificación en la Diputación, expropiar terrenos, para al amparo del campo de golf y de sus fantasías, construir una urbanización más grande que el pueblo. Los habitantes se negaron con continuas manifestaciones en Lagrán y Vitoria, lo echaron de la alcaldía y se paralizó el proyecto. Hoy Lagrán es un pueblo sin pretensiones faraónicas, bonito, tranquilo y el único del País Vasco en el que no se ha un solo caso de COVID. La unión y la perseverancia todo lo puede. Esperemos que en Vitoria se de el mismo caso. !Ah¡ el alcalde era del PNV.

Dejar respuesta