Facua-Consumidores en Acción ha pedido a la consejera vasca de Salud de Euskadi, Nekane Murga, un plan de inspección sobre espectáculos públicos y también sobre el personal de establecimientos hosteleros para garantizar que se cumplen las medidas de seguridad.

Esta asociación de consumidores se ha dirigido a los consejeros de Salud de las todas las comunidades autónomas para que hagan el mayor número de inspecciones posible y, «en caso de detectar incumplimientos», apliquen «sanciones contundentes mediante el cierre del establecimiento» y de las instalaciones donde se hayan celebrado los eventos durante «un número elevado de meses».

La asociación advierte en un comunicado de que los espectáculos públicos «pueden convertirse en focos de contagio de covid-19 si no realizan controles para garantizar que se cumplan medidas de seguridad» y menciona como ejemplo lo ocurrido en el festival Starlite de Marbella durante la actuación del grupo Taburete, que Facua ha pedido que sea investigado.

Consumidores en Acción indica que el hecho de que los usuarios accedan a un espectáculo con mascarilla no implica que vayan a seguir utilizándola durante el desarrollo del evento y señala que aunque la empresa respete el aforo máximo eso no significa que vaya a guardarse en su interior la distancia de separación adecuada.

También advierte de que muchas personas les están comunicando que han visto a camareros y personal de hostelería de distintos establecimientos que no respetan las medidas de seguridad, utilizan incorrectamente la mascarilla y dejan al descubierto en muchos casos nariz y boca, «con el riesgo de contagio que puede suponer esta práctica».

Por ello esta asociación pide a las consejerías de Salud de las distintas comunidades que se establezcan planes de inspección para garantizar que se cumplen las medidas establecidas tanto en los locales hosteleros como en los eventos culturales y espectáculos, no solo al acceder a dichos recintos. EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. no se preocupan del riego,de la poda, talado de arbolado brutal y sin conocimiento por toda la ciudad…… ahh bueno de cambiar el nombre de la calle al Rey si.Para esto han sido muy rapidos.

  2. Desde siempre se les ha tolerado todo. Es habitual ver políticos consumiendo en bares que no dan los tiques de pago; con los pintxos sin proteger; Con pintxos de todo tipo (también de huevo) a última hora de la tarde, que se han confeccionado a primera hora de la mañana; el suelo lleno de porquería; los váteres asquerosos; la barra y las mesas con vasos usados que no se recogen; servicio en vasos con pintalabios y chorreando gotas de agua; atención sin control a los clientes que entran los últimos cuando hay otros que llevan un buen rato esperando y pidiendo insistentemente; con camareros prepotentes soberbios y mal educados; con camareros sin ningún conocimiento de hostelería que no saben lo que es un Tio Pepe, un carajillo, un Cointreau…; con camareros sin ninguna uniformidad vestidos con desagradable desgana; Con camareros que no saben sonreír y parecen cansados desde la mañana; etc. etc. etc. Lo mismo pasa en los restaurantes. Los restaurantes y bares que se ven en los programas de Alberto Chicote, son el ejemplo del 90 % de los locales de hostelería de España. A los extranjeros lo primero que les llama la atención es la porquería por los suelos, pero como no vuelven al local, a los hosteleros les da igual; otros nuevos vendrán. Se aprovechan de permisividad que se les da, y mientras entre dinero en la caja, todo vale; sueldos bajos, horas de más que no se pagan… Después, cuando ocurre lo que ahora, lloran y reclaman ayudas. España, país turístico por excelencia que dejará de serlo, por cerdos. Había que multar a todos esos políticos que ponen normas y dejan que se incumplan delante de sus narices.

Dejar respuesta