Los bomberos recibieron ayer dos avisos por pequeños incendios, uno en el jardín en la base de la escultura de San Prudencio, en el Alto de Armentia, originado posiblemente al caerse alguna vela y otro en una arqueta en la calle Tenerías, provocado por alguna colilla mal apagada.

En ambos casos los fuegos fueron apagados con agua por las personas que comunicaron sendos incidentes.

Por otro lado, a requerimiento de la Ertzaintza, los bomberos han acudido la pasada madrugada para cerrar con un tablón el escaparate de un comercio, en la calle Landazuri, al que han roto el cristal.


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta