Pensionistas de Bizkaia, junto a otros colectivos sociales como los familiares de usuarios de residencias, se han manifestado este lunes en Bilbao para pedir que no se privaticen las residencias y otros servicios sociosanitarios y para exigir que se mantenga abierto las 24 horas del día el servicio del Punto de Atención Continuada (PAC) de Deusto.

«Para nosotros, además de las pensiones, las cuestiones de salud son fundamentales. Y por ello desde hace muchos meses trabajamos para exigir a las instituciones que cumplan con lo que les corresponde», ha explicado Jon Fano, portavoz del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, minutos antes de que diera comienzo la manifestación.

En total, han participado en torno a dos centenares de miembros del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, de la asociación de familiares de usuarios de residencias, Babestu, del colectivo para el mantenimiento de la residencia de Gallarta como centro público y del colectivo que defiende que no se cierre el servicio nocturno de PAC de Deusto a partir de febrero.

La marcha ha partido en tres hileras de la Plaza del Ayuntamiento, encabezada por tres txistularis y dos miembros de Pensionistas de Bizkaia encarnando a Olentzero y Mari Domingi, y ha finalizado en Jardines de Albia, pese a que solicitaron finalizar frente al Palacio de la Diputación Foral de Bizkaia, «impedimento del que no han dado ninguna explicación ni justificación convincente», han explicado sus organizadores.

«El próximo lunes visitaremos al diputado general y le entregaremos un saco de carbón como regalo de Olentzero», ha adelantado Fano.

Por su parte, el Movimiento de Pensionistas de Álava ha reclamado que cualquier jubilado que haya perdido el empleo en contra de su voluntad con 40 años o más cotizados perciba una pensión «del 100 % de su base reguladora».

Los pensionistas alaveses se han concentrado este lunes en la plaza de España de Vitoria en su última protesta de este año, en la que han rechazado los coeficientes reductores en los casos de pérdida de empleo involuntario y con una larga carrera de cotización, puesto que penalizan a pensionistas «con reducciones de hasta el 40 % en su pensión».

Se trata de pensionistas que se jubilaron anticipadamente en contra de su voluntad por despidos o por eres y se les aplicaba una reducción por cada año anticipado a la edad legal de 65 años por una orden de 1967.

Posteriormente, según han explicado los pensionistas, se establecieron nuevos coeficientes reductores que, a su juicio, no han solucionado el problema, ya que «no se aplicaron con carácter retroactivo» por lo que «mutualistas jubilados siguen arrastrando penalizaciones» en su pensión. EFE



Dejar respuesta