Según publica el periódico ABC,  la tortilla más cara del mundo, elaborada por Mario Sandoval llevará Sal de Añana.

El responsable de crear esta tortilla de patata tan especial es el chef Mario Sandoval. La receta elaborada por Sandoval incluye los tradicionales ingredientes de este plato es su versión más selecta y exquisita. De ahí su precio, 837 euros la tortilla de 4 raciones, que convierten a esta creación en la tortilla de patata más cara del mundo, además de una experiencia para los sentidos.

Para su elaboración, el chef Mario Sandoval ha elegido la variedad de patata más selectadel mundo procedente de una isla de la costa atlántica francesa; el aceite AOVE, de procedencia española, de la variedad Farga de olivos milenarios con una escasa producción;huevos de gallina ibérica campera con una alimentación especial, cebolla blanca ecológica y flor de sal Añana.

En concreto, Sandoval ha utilizado:

-600 gr. de patatas La Bonnotte. Ronda lo 500 euros/kg. Se cosecha a mano durante la primera semana de mayo. Se cultiva en la isla de Noirmoutier. Tienen una producción aproximada de 100 toneladas. Son patatas de pequeño tamaño, piel fina y carne amarilla. Se cultivan junto al mar, fertilizadas con algas, ofreciendo así un sutil sabor salado, a mar.

-Aceite de oliva virgen extra El Mil del Poaig, de la variedad Farga, de olivos milenarios y muy escasa producción. Las botellas son de porcelana para evitar que le dé la luz. El medio litro cuesta 130 euros. Es un aceite de oliva virgen extra de calidad suprema. Color verde oliva. Equilibrio definido. Frutado medio, amargo suave, ligero, picante y fluido. Agradable aroma a hierba recién cortada, aromas frutados, cítricos, azahar y almendras. Matiz bien definido. Aroma a alcachofa y hojas de olivo. Sabor equilibrado, notas ligeramente amargas acompañadas de suave picor final. Verde, fresco y con post gusto largo.

-Seis huevos de gallina marans, de origen francés, alimentadas con bellotas, lo que le da un alto contenido en Omega 3. La cáscara del huevo tiene un color oscuro. Cada uno cuesta unos 3 euros.

-Cebolla blanca ecológica de la Huerta de Carabaña. Un proyecto de cultivo tradicional en Carabaña, provincia de Madrid. El kilo ronda los 12 euros. Es un poco dulce y picante.

-Sal del valle salado de Añana, Vitoria. La Sal de Añana es fruto de la evaporación natural de la salmuera o agua salada que surge de los manantiales del Valle Salado. Este valle está situado en Salinas de Añana (Álava-País Vasco), a 30 kilómetros de Vitoria. 21 euros los 250 gr.

 


Compartir

Dejar respuesta