en babia, carencias ramiro gonzález tirón orejas

Hace 5 años la Diputación de Álava proponía a la ciudadanía sistemas de participación para la toma de decisiones en el Territorio. Un proyecto del que no se conocen propuestas reles y efectivas.

Ahora, dentro de la operación de marketing vuelven a la carga. Pero lo hacen con una pírrica representación: 200 ciudadanos de alrededor de 320.000.

La Diputación ha iniciado un proceso participativo para «identificar y hacer frente» a los retos del territorio en esta legislatura con el objetivo de trazar «una Álava más competitiva y resiliente» ante el incierto contexto global.

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha explicado el inicio del proyecto «Araba Helburu» con el envío de un cuestionario a más de 200 personas, agentes y entidades referentes en el ámbito económico, social y medioambiental «para que analicen y prioricen los retos de futuro».

Otra pantomima, en nuestra opinión.

Una vez culminada la parte consultiva, se dará paso a una segunda fase en la que se analizarán con detenimiento las aportaciones hechas para «tomar la temperatura al territorio» y decidir proyectos clave en torno al nuevo marco de políticas sociales, la recuperación económica y el empleo, la acción por el clima y la gobernanza.

El cuestionario es fruto de un trabajo de reflexión a nivel foral, que toma como referencia los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 e identifica 12 retos sobre los que trazar la hoja de ruta de la Diputación para los próximos años.

Objetivos que se centran en multiplicar la inversión en investigación, desarrollo e innovación, impulsar la digitalización, promover la transición energética y frenar el cambio climático, generalizar el modelo de empresa circular, fomentar la cohesión territorial, así como poner en valor al primer sector.

Asimismo, se pretende promover el envejecimiento activo, facilitar el arraigo del talento y la excelencia, incentivar y facilitar el acceso y disfrute de la creación cultural, blindar la igualdad, reforzar la cohesión social y extender nuevos valores de convivencia.


Compartir

3 Comentarios

  1. Paso que dan, paso que quitan la confianza a los ciudadanos…… Cada vez son menos los que se creen que se gobierna teniendo en cuenta la participación ciudadana…..lo adulteran todo…. encima hipócritamente…..
    Tan dificil es hacer referendums como en otros paises con medios digitales + apoyo especial para las personas que no sepan manejar estos medios y que los ciudadanos que quieran decidan sobre ciertos temas…. ESO ES PARTICIPACIÓN CIUDADANA……
    Yo no se quién estará al frente de el Servicio, Departamento o unidad de Participación ciudadana en la Diputación pero solo por aceptar esto y plantearlo como participación ciudadana, debiera irse a su casa.
    NO TOMEIS EL PELO A LA CIUDADANÍA PORQUE CUANDO SE DEN CUENTA DE QUE LES VACILAIS OS MORDERA!!!!!

Dejar respuesta