EFE).- El cabeza de lista de EH Bildu al Congreso por Álava, Mikel Otero, ha afirmado hoy que la coalición abertzale volverá a pelear por el segundo escaño por Álava, territorio en el que las elecciones generales del 26J van a ser «realmente disputadas», ya que su electorado «es capaz de dar sorpresas».

Otero ha hecho declaraciones a los medios en la Plaza de Abastos en Vitoria minutos antes de mantener un encuentro con ciudadanos para escuchar sus preocupaciones y responder a sus preguntas.

El candidato, que es un conocido activista en la lucha contra el fracking, ha descartado que su elección responda a una estrategia de EH Bildu por disputarle el electorado a Podemos, ya que el perfil verde del cabeza de lista en Álava, Juantxo López de Uralde, obtuvo muy buenos resultados en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre (Podemos fue la primera fuerza en Álava).

«El proyecto de EH Bildu no confronta con Podemos, nuestro adversario político es quien quiere mantener las estructuras inamovibles en el Estado», ha indicado, y ha aludido a PP y PSOE.

Asimismo, ha vuelto a insistir en la mano tendida a Podemos para impulsar la próxima legislatura un proceso constituyente en España, a cambio de que apoye el derecho a decidir en Euskadi y otros «planteamientos políticos propios» de la izquierda abertzale.

«Con Podemos hay muchas cosas que se pueden acordar en Madrid pero le vamos a pedir reciprocidad», ha subrayado.

Respecto a los resultados que espera EH Bildu en Álava, Otero ha recordado que «en los últimos años los votos han sido cambiantes y otra vez las elecciones del 26J van a ser realmente disputadas».

Ha hecho autocrítica sobre el varapalo electoral que EH Bildu recibió en los comicios del 20D (pasó de seis diputados a dos) y ha explicado que han abierto «un proceso de escucha» al darse cuenta de que en las pasadas elecciones no consiguieron «conectar con las necesidades de la gente».

Tras los malos resultados de las últimas elecciones generales, EH Bildu afronta la repetición de los comicios «en disposición de volver a conseguir la confianza suficiente como para volver a pelear por el segundo escaño por Álava y conseguirlo», ha subrayado.

El 20 de diciembre EH Bildu consiguió 19.218 votos en este territorio (el 11,60 %), con lo que perdió su único diputado por Álava.

Por otro lado, ha subrayado la importancia de tener «una presencia fuerte» en Madrid «para evitar empeorar aún más las condiciones de vida y laborales de los vascos y para impulsar en Euskal Herria el cambio político y social que demanda la mayoría de la sociedad vasca».

En este sentido, ha defendido que EH Bildu es «la única fuerza que garantiza que se va a trabajar de manera conjunta por los intereses de los vascos y que esta defensa se realizará de manera conjunta, como país, dejando de lado intereses partidistas y anteponiendo el bienestar de la sociedad».

Como ejemplo, ha citado la iniciativa conjunta que ha impulsado en estos cuatro meses de legislatura EH Bildu de manera conjunta con PNV y las fuerzas que hoy se encuentran en Unidos Podemos para la defensa de las 17 leyes aprobadas por las instituciones navarras y recurridas por el Gobierno español.


Compartir

Dejar respuesta