Las distintas iniciativas que se suceden estos días desde las ventanas y balcones de nuestra ciudad son acogidas con ímpetu por la mayoría de Vitoria. Es más, la participación en actividades es muy alta. Canciones, Celedón, música de los payasos, aplausos, discotecas, bingos…

En algunos casos, las interpretaciones en la ventana tiene sus preparativos en el interior de las casas. Las prácticas de melodías que se van a ejecutar después ante todos. Prácticas que escuchan los vecinos directamete pegados, pared con pared, al artista.

Y nunca llueve a gusto de todos. Y también hay quien está cabreado por la música.

Hace unos días recogíamos los primeros enfados en la convivencia vecinal, que tenían que ver con las obras de bricolaje en las casas.

Ahora se suceden opiniones sobre las prácticas musicales durante el día. Hemos recibido varias protestas. 

Trasladamos la que resume el sentir de esta parte de la ciudadanía que también tiene derecho a expresar su opinión:

OPINIÓN: «Se me va a ir la olla»

«Yo esperaba pasar estos días tranquilo en casa, reflexionando e intentando asumir esta dura situación.

Y tengo que estar aguantando al vecino de al lado tocando la trompeta 4 horas por la mañana y 4 horas por la tarde.

Además del vecino de abajo con la música a tope para no oír al de la trompeta…

¡La gente no tiene dos dedos de frente! Y llevamos 5 días de confinamiento…

Esto va a acabar mal, por lo menos en mi portal cuando se me vaya la olla».

 

 


Compartir

10 Comentarios

  1. Me llamaran amargado….pero bueno yo me levanto a las seis y la gente dando el toston a las once de la noche con altavoces diciendo sandeces pues me jo…,no todos estamos sin trabajar,ademas trabajamos para que no os falten las cosas.

  2. Cuando se va a concienciar la gente que vivimos en sociedad!! Y qué hay que respetar a los demas. Para mi lo peor son los ladridos diarios de los perros.El de la trompeta se callara y el del taladro terminará hoy o mañana… pero el ladrido de los perros no termina nunca.Todos los días. Bastante poco pasa con la que se tendría que liar. Hay que poner solución YA. Ayuntamiento Administraciones actúen . El ruido incesante desquicia y si es por la noche ni te cuento…

  3. Gente amargadas hay en todas partes, pero estos que en cualquier comentario sacan a relucir que no le gustan las mascotas si perros de dos patas hay en todos los sitios

  4. JR: simpáticvo: si se te hubiera muerto un familar la semana pasada, tuvieras a un cuñado en la UCI del hospital San Pedro de Logroño con positivo, a su mujer (mi cuñada) llorando en casa sola, a su hermana y marido en la suya con los síntomas ella desde hace varios días (le dieron hora para hoy para hacerse la prueba y no se la han hecho por saturación del personal médico)a sus hijos y los mios temblando, a nosotros en casa sin síntomas pero con temor, al haber estado en contacto con ellos en el funeral y a unos cuantos más familiares que te dirían lo mismo que yo. Ni tendrías ganas de música, ni dirias las tonterías que dices. No todos somos tan fuertes y sanos como tú. ¡Machote!

  5. Hay que ser conscientes de que estamos todos encerrados, personas en casa enfermas y otras que trabajamos en residencias y que necesitamos descansar.

    No es cuestión de ser amargados es cuestión de que todos tenemos derecho de estar tranquilos es casa.

    Un rato o dos se entiende pero a veces es todo el día sufriendo, cuando se trabaja de noche es insufrible.

    Pero claro es más fácil ser egoísta pensar en uno mismo y encima no tener educación o empatia.
    El descanso y el poder estar en silencio es un derecho de todos.

  6. los que montaron la gran manifestacion del contagio, ahora se preocupan de desnterrar mueretos, de la familia real, del comedor social de las caceroladas , cuenta y sigue pero no pediran perdon por el gran contagio

Dejar respuesta