EFE).- El niño de 4 años hallado ayer flotando boca abajo e inconsciente en una piscina municipal de Vitoria sigue en estado muy grave ingresado en el hospital vizcaíno de Cruces con pronóstico reservado, ha informado hoy este centro sanitario.

El niño está ingresado en la unidad de cuidados intensivos (UCI) de pediatría del hospital de Cruces.

El suceso, según han informado fuentes del ayuntamiento de Vitoria, se produjo ayer pasadas las dos y media de la tarde cuando un bañista se percató de que había un niño flotando boca abajo junto a la escalerilla de una de las piscinas de Gamarra, la conocida como «piscina familiar».

También en ese momento un socorrista se dio cuenta de la situación y se lanzó para sacar al pequeño del agua, que estaba en parada cardiorrespiratoria.

El pequeño se encontraba pasando el día en las piscinas de Gamarra acompañado por un familiar, han precisado las mismas fuentes.


Compartir

Dejar respuesta