Bilbao trata de vender el edificio otra vez

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) considera prudentes las previsiones macroeconómicas para 2022 del Gobierno Vasco pero «muy poco probables» las estimaciones para 2021, aunque «factibles» dentro el contexto de incertidumbre actual.

El Ejecutivo de Iñigo Urkullu ha estimado que el PIB en 2021 va a crecer un 6,7 % y un 6,4 % en 2022. La AIReF es menos optimista y prevé un comportamiento «menos favorable» del Producto Interior Bruto vasco en 2021 con un incremento del 4,5 %. Para 2022 las estimaciones de la AIReF se fijan en el 6,3 %, en línea con las del Ejecutivo autonómico.

En su informe la Airef indica que ha incorporado a sus estimaciones la información más reciente de la contabilidad nacional que ha sufrido revisiones a la baja en la evolución estimada de 2021, lo que puede explicar parte del mayor optimismo en las previsiones del País Vasco en este año.

Respecto al empleo, el País Vasco presenta estimaciones más optimistas que la Airef para 2021 y más pesimistas en 2022 pero este organismo las considera «admisibles» en el entorno de incertidumbre generado por la covid.

En el caso de Euskadi la previsión es un crecimiento del empleo del 5,1 % en 2021 y del 3,3 % en 2022 frente al 3,5 % que prevé la Airef este año y del 4,4 % para el siguiente.

Además de evaluar el grado de realismo de estas previsiones, la Airef valora si los escenarios satisfacen los requisitos que establece la normativa para los estados miembros de la UE.

Este organismo considera que Euskadi cumple la recomendación de remitir y de realizar la correspondiente petición de aval con anterioridad a la publicación del proyecto de presupuestos pero también indica que los informes facilitados por el País Vasco no presentan información suficiente para valorar la metodología empleada para obtener las previsiones. EFE


Compartir

Dejar respuesta