El entrenador del Deportivo Alavés, Juan Ramón López Muñiz, indicó este sábado que intentarán «mantener el nivel de los últimos partidos» en el último duelo del curso que les medirá al FC Barcelona.

Recordó en un vídeo publicado por el club que se enfrentarán a «un rival importante, de los mejores de Europa» y que para ganar el partido tienen que «hacer las cosas muy bien y trabajar muy bien el encuentro.

«Podemos subir puestos en la clasificación y lo intentaremos desde el primer minuto», afirmó el asturiano, que se mostró satisfecho con lo que ha hecho su equipo hasta ahora para lograr la permanencia.

Consideró que el equipo tuvo «un año largo, muy duro, con muchos días de entrenamiento, mucho trabajo y mucho sufrimiento por la clasificación» y señaló que tienen que pensar en ellos mismos y no en el rival.

«Siempre me gusta pensar que los protagonistas somos nosotros, no se cómo van a venir el Barcelona, pero tenemos que saber lo que tenemos que hacer y tener la ambición necesaria para ganar los tres puntos», expuso el técnico.

Subrayó que en este tipo de partidos tienen que estar «muy concentrados y jugar como si fuera el último partido de la vida porque con su calidad, (el Barça) es capaz de desequilibrar el choque».

Muñiz también aprovechó para repasar su corto recorrido en el Alavés hasta el momento y agradeció la predisposición de todos los miembros del club. «Los jugadores estaban dispuestos a dar un cambio a la situación y el entrenador en esos momentos recibe tranquilidad porque todos están involucrados», comentó con orgullo.

Añadió que en estos 14 días ha disfrutado del fútbol de Primera División ante grandes rivales porque el equipo «ha dado la cara y ha estado siempre metido en los partidos».

No ocultó su alegría por la afición, por el club, por los jugadores y por su familia y recalcó que «en la vida hay que vivir los momentos buenos al máximo porque luego lo malo ya llegará».

«Esta semana fue brutal después de conseguir la permanencia, no sé cómo contarlo, pero sales y ves la alegría en la ciudad», celebró.

Muñiz incidió en que «el Alavés es de Primera, Vitoria es de Primera y los jugadores son de Primera» y dijo que tenían que conseguir el objetivo porque «así venía marcado» ya que «todo el mundo remaba en la misma dirección». EFE


Compartir

Dejar respuesta