La Diputación Foral de Álava ha puesto en marcha un proyecto piloto para habilitar en sus oficinas contenedores específicos destinados al reciclaje de bolígrafos, rotuladores, residuos plásticos, pilas y baterías. El proyecto prevé la colocación progresiva en los próximos días de un total de 60 contenedores en los principales edificios de oficinas de la institución
para uso de las casi mil personas que integran la plantilla foral.

El Departamento de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo, y Administración Foral ha
adoptado esta iniciativa con el objetivo de promover y facilitar el reciclaje de material de oficina más allá del papel y cartón.

“Esta iniciativa se enmarca en nuestro compromiso de implementar la Agenda 2030 y contribuir a alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas en el
territorio alavés”.

“El reciclaje sistemático es clave para reducir las emisiones de CO2, garantizar mayor eficiencia energética respecto de los recursos disponibles y fomentar el cuidado del medio ambiente, y este proyecto quiere contribuir a la recuperación de materiales en el trabajo diario de la Diputación Foral”, ha añadido la diputada foral de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo, y Administración Foral, Cristina González.

El proyecto consiste en la instalación en los principales edificios de oficinas de la Diputación
Foral de 60 contenedores para gestionar la recogida y el tratamiento de residuos de envases plásticos, latas y briks, elementos de oficina como bolígrafos y rotuladores y pilas, baterías y similares.

Concretamente, se pone a disposición del personal foral tres tipos de recipientes para la recogida de elementos reciclables:

1. Recipientes para la recogida de envases de plástico, latas y briks en cada planta de oficinas
de la Diputación Foral, comenzando por las situadas en la Plaza de la Provincia y cercanías.
2. Recipientes para la recogida de rotuladores y bolígrafos en cada edificio de oficinas.
3. Recipiente para la recogida de pilas, baterías y similares en cada edificio de oficinas.

El material de oficina y residuos plásticos depositados serán retirados de forma periódica para depositarlos en los contenedores apropiados con vistas a su tratamiento y reciclado.

Por otra parte, el Departamento de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo, y Administración Foral ha hecho llegar al personal funcionario a través de la intranet foral una guía de ‘Buenas prácticas medioambientales’ para sensibilizar en prácticas dirigidas a reducir el uso de papel y otros materiales fungibles, disminuir el consumo eléctrico y de combustibles fósiles, y limitar también el consumo de agua.


Compartir

Dejar respuesta