Vitoria baja la calefacción en piscinas y a niños y mayores

El grupo municipal del PP en Vitoria ha solicitado hoy al Gobierno municipal que el Ayuntamiento vuelva a pagar “mes a mes” las ayudas a pensionistas para sufragar gastos de gas y calefacción y evitar de este modo situaciones de pobreza energética en Vitoria. Los populares pusieron en marcha por primera vez esta ayuda entre pensionistas con escasos recursos económicos el año pasado en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz con carácter mensual, pero este año el Gobierno Urtaran decidió no abonar las ayudas mes a mes sino pagarlas varios meses después, ha explicado la concejala del PP en Vitoria Ainhoa Domaica.

El “retraso” en el cobro de estas ayudas puede llegar a ser de hasta “ocho meses”, ha denunciado Domaica, ya que los perceptores de la convocatoria de enero a junio en 2016 han recibido el dinero a partir de agosto.

De modo que los solicitantes se ven obligados a “adelantar un dinero del que no disponen en muchos casos”, asegura la concejala del PP, que considera que “este impedimento frena a la hora de solicitar esta ayuda” y que “el objetivo de la ayuda no se está cumpliendo”.

Por eso, “pedimos que los pensionistas de Vitoria puedan volver a cobrar las ayudas del Ayuntamiento mes a mes, para combatir la pobreza energética, y no con retraso de hasta ocho meses como ocurre ahora. A día de hoy, que ya hace frío, los pensionistas no están cobrando esta ayuda, que recibirán ya el año que viene”, advierte la concejala Ainhoa Domaica.

 

Casi un 50% menos de perceptores

Las ayudas a pensionistas para pagar facturas de gas y calefacción han llegado este año a la mitad de personas tras los cambios introducidos por el PNV, ha habido 100 beneficiaros en 2016 frente a los 196 del 2015.

En la convocatoria de enero a junio del 2016, 100 personas se beneficiaron de estas ayudas, frente a las 196 de un período similar en 2015 (de junio a diciembre), lo que supone un 49% menos de perceptores.

Además, Domaica ha explicado que de las 196 personas atendidas en 2015, 143, es decir, el 73% también recibieron AES de mantenimiento de vivienda para la cobertura de gastos de luz, electricidad y gas. “Estos datos ponen de manifiesto la necesidad de esta ayuda, ya que las AES por sí solas no han cubierto las necesidades energéticas de, por lo menos, 143 perceptores”, argumenta Domaica.

Ante esta situación, PP Vitoria solicita al Gobierno municipal a resolver de nuevo “mes a mes” en 2017 la convocatoria de subvenciones para la concesión de ayudas económicas destinadas a financiar el gasto energético en la vivienda de personas pensionistas con escasos recursos económicos. Una petición que los populares llevarán al Pleno que se celebrará el próximo viernes en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.



9 Comentarios

  1. Urtaran que es tan solícito y generoso (con el dinero de los demás) con los inmigrantes, esperemos que vea que hay personas mayores vitorianas necesitadas.Estas a diferencia de otros colectivos (que de pedir han hecho un modo de vida) por verguenza nunca dan a conocer sus necesidades. Y estas quedan desatendidas a pesar de todo el dinero que se «gasta» (o tira) en Bienestar Social.

  2. Mientras unos toman cafetitos con zumito y bollito…..otros no tienen ni para pagar la luz. Mientras algunos van a la asistenta con el recibo para que se abone hay gasteizarras que ni la encienden por no poder pagar.

    • nunca en la historia la luz ha estado tan barata
      hace 60 años era raro el vitorianop tubiera calefacion en se casda , dejeos de gilipolladas qur un hacha calienta mucho y encima se hace ejercicio sin ir al gimnasio

  3. La anciana asfixiada por la familia

    Comienzan a conocerse detalles de la historia de la mujer de 81 años a la que le habían cortado la electricidad y que murió hace unos días en Reus asfixiada en el incendio provocado por las velas con las que se alumbraba.

    Ahora aparecen graves preguntas que debe responder su familia sobre el motivo de la tragedia, que ha sido aprovechada demagógicamente por podemitas y separatistas anticapitalistas para lanzarse contra un sistema democrático que dispone de leyes que ayudan a gente en estas situaciones, aunque sólo si no se rechazan los auxilios, como hizo la nieta de la fallecida.

    Porque la anciana tenía una familia, al menos una hija, una nieta y una bisnieta que conocían su situación y dicen que a veces le llevaban comida.

    Hija y nieta no se hablan, de hecho la hija echó de su casa a la nieta de la anciana por razones relacionadas con su conducta, descubren ahora las crónicas, y por sus “problemas con la justicia”.

    La misma justicia que debería saber a cambio de qué le llevaban eventualmente comida: la señora tenía una pensión que, aunque magra, daba para pagar su comida, los menos de treinta euros mensuales de luz y la pequeña renta del piso que no abonaba, por lo que su propietario solicitó desahuciarla.

    ¿La mató el corte de luz de la compañía o las velas que le compraba su familia mientras aparentemente se llevaba su dinero de la cuenta que tenía en el BBVA?

    Nada se sabe de la hija, la nieta se ha esfumado y la bisnieta tiene una familiar abogada indignada con el ayuntamiento porque empieza a desvelar la intrahistoria de las relaciones entre estas personas.

    Sigue la vampiresca campaña podemita y de los rufianes que acusa del corte de la luz, primero al Estado español y después a la eléctrica, cuando lo que hay aquí es un aprovechamiento económico, y el abandono de ancianos previsto por el artículo 226.1 del Código Penal, que señala penas de prisión, además de un posible homicidio por imprudencia.

    Pero Drácula Podemos y demás rufianes, a lo suyo: a chupar la sangre de toda desgracia que ocurra en el país.

  4. Tenemos un sistema que cobra cada vez más impuestos al trabajo y subsidia el no trabajar. La inflación es un tipo de impuestos que se impone sin legislación. Hablando de etiquetas engañosas… el Seguro Social es la mayor falsedad. No es social ni seguro… Es un programa que impone malos impuestos para proveer beneficios injustos.
    Milton Friedman

  5. No hay que ser muy inteligente ni muy ilustrado para darse cuenta que donde hay más trabas, regulaciones, controles, impuestos y licencias hay mayor pobreza.
    Carlos Ball

Dejar respuesta