Alerta por una fiesta de estudiantes programada en Euskadi

Las matrículas de los grados de ciencias, ingenierías y matemáticas de la Universidad Pública del País Vasco (UPV) bajarán un 5 % el próximo curso 2021-2022 y se mantendrán congeladas las tasas de las matrículas de todos los estudios de grado, máster y doctorado.

El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, y el viceconsejero de Universidades e Investigación, Adolfo Morais, han informado de las principales medidas aprobadas por el Departamento de Educación en relación a las tasas públicas y becas universitarias para el próximo curso.

Se ha decidido congelar por séptimo curso consecutivo (desde 2015-2016) el coste de las primeras matrículas y sucesivas de los estudios de grado, máster y doctorado, algo que «beneficia directamente a los más de 64.000 matriculados en la UPV», ha destacado Bildarratz.

El consejero ha recordado que las familias llevan afrontando años «complicados», la anterior crisis económica y ahora otra vinculada a la pandemia del coronavirus, y que el «esfuerzo» de su Departamento por «frenar el incremento» de las tasas está siendo «muy importante».

Además ha anunciado que el próximo curso se van rebajar un 5 % las matrículas de los estudios de grado que estén vinculados a las denominadas enseñanzas STEM (acrónimo inglés de ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas). Es una medida novedosa que se aplica por primera vez.

Bildarratz ha recordado que el Departamento de Educación impulsa desde hace ya unos años la Estrategia STEAM-Euskadi para lograr que el alumnado, y especialmente las chicas, «se acerquen cada vez más a las disciplinas que les puedan parecer complejas».

BECAS A TODOS CON DERECHOS

Respecto a las becas, el consejero ha afirmado que «todos» los alumnos que soliciten una beca y cumplan con los requisitos recibirán la ayuda íntegra al margen del número de solicitantes con derecho a la misma.

Son cuantías fijas y garantizadas, por lo que el alumnado beneficiario que cumpla los requisitos sabrá de antemano qué cuantía percibirá. Alrededor de 12.000 estudiantes universitarios son becados cada año.

Bildarratz ha dicho que el Gobierno Vasco se ha marcado como objetivo el próximo curso lograr una «mayor agilidad» en la tramitación de la beca: se quiere que todas las solicitudes de becas tengan la respuesta durante el primer trimestre y si son positivas reciban la ayuda en esos tres primeros meses del curso para que las familias no tengan «ningún problema», ni tengan que hacer un «esfuerzo especial» .

Bildarratz ha indicado que se va a mantener también el coeficiente corrector covid que se impulsó para este curso en el acceso a las becas donde se tiene en cuenta la última declaración de la renta.

«En esta situación covid es posible que la renta del año anterior refleje una buena situación económica pero sin embargo en el momento de presentar la solicitud se haya tornado en mala, por ejemplo por un ERTE», ha precisado el consejero, de ahí que se va a mantener este coeficiente corrector de reducción de un 5 % para facilitar en estos casos el acceso a las becas

Además, para apoyar la transformación digital se ha decidido incrementar las ayudas de forma que los estudiantes universitarios que obtengan una beca recibirán como mínimo una ayuda de 300 euros anuales (podrá llegar a los 475 euros en función de la renta) que se mantendrá durante todo el grado y que permitirá, por ejemplo, al alumno adquirir un nuevo ordenador y los elementos que necesite en este ámbito.

El importe total destinado al aprendizaje y la transformación digital ascenderá a 4,2 millones, un 18 % más que en la convocatoria anterior, ha indicado Bildarratz.

También se van a flexibilizar el próximo curso las condiciones para el acceso a la beca en relación con el empadronamiento. Hasta ahora para acceder a una ayuda era necesario que el alumno estuviera empadronado en Euskadi y que el domicilio fiscal también.

A partir de ahora se va a permitir que los estudiantes cuya familia tenga el domicilio fiscal en Euskadi puedan acceder a las becas aunque se encuentren empadronados fuera del País Vasco.

«Hemos tomado medidas con el único objetivo de ayudar a las familias, de garantizar la equidad y reforzar la calidad del sistema educativo», ha resumido Bildarratz. EFE


Compartir

1 Comentario

  1. Ya es tarde para estas medidas. Cuando la idiología ha sido y es más importante que las ciencias puras no hay nada que hacer.

    El centro industrial se estan desplazando a Madrid y al sur de España, Cataluña y País Vasco llevan ya muchas decadas preocupadas sólo por la parte política.

    Y en cuanto al Pais Vasco se le acabe la carta de negociar el cupo fiscal, y eso será cuando en España se alcance un gobierno de mayoria absoluta que no necesite de sus votos para aprobar presupuestos se verá que todo lo que hay en Pais Vasco es pura apariencia.

    Es más, en el tema de la pandemia se ha visto que los actuales gobernantes son pésimos gestores.

Dejar respuesta