Manu García es esta semana una de las noticias positivas en el seno del Deportivo Alavés y ya entrena con el resto de sus compañeros. El capitán del Deportivo Alavés comenzó a entrenar este miércoles con el equipo albiazul después de superar un edema óseo desde la pasada temporada.

El capitán, que ha causado baja en las dos primeras jornadas del campeonato, se ejercita con normalidad a las órdenes de Pablo Machín y avanza en su recuperación. Algo que no ocurría desde el final de la temporada pasada y que preocupaba mucho al entrenador.

Manu ha experimentado buenas sensaciones en la sesión de este miércoles y espera coger pronto el tono físico óptimo para regresar a la competición.

Después de que la semana pasada el técnico babazorro Pablo Machín mostrara su preocupación acerca de la situación física del vitoriano, el centrocampista mostró una importante mejoría para desatascar la enfermería alavesista y abrir más posibilidades en un mermado centro del campo.

El vasco, que causó baja en las dos primeras jornadas del campeonato, avanza en su recuperación después de un problemático verano a raíz de un edema óseo en el pie izquierdo que se produjo en la recta final del campeonato pasado.


Compartir

Dejar respuesta