foto ajena a la información

Plataformas ciudadanas han asegurado que «Osakidetza ha optado por suplir la falta de personal médico con personal de enfermería», lo que «pone en riesgo la calidad del Servicio de Salud Pública».

En una nota, las plataformas ciudadanas agrupadas en la coordinadora OPA Herri Plataformak, junto con organizaciones sociales y sindicales, han denunciado «el desmatelamiento de Osakidetza» y han invitado a los vascos a participar en las manifestaciones a favor de la sanidad pública convocadas para el 22 de abril en Bilbao, San Sebastián y Vitoria

Comunicado íntegro: DESTRUCCIÓN PROGRAMADA DE OSAKIDETZA

La situación de la salud pública en el País Vasco ha llegado a un punto crítico. Durante la Semana Santa, la dirección de Osakidetza ha justificado en los medios de comunicación tener graves problemas para cubrir las ausencias de personal médico en los puntos de atención continuada (PAC). En lugar de buscar soluciones a largo plazo para el problema, Osakidetza ha tomado una decisión unilateral que pone en riesgo la calidad del Servicio de Salud Pública.

En lugar de contratar personal médico adicional para cubrir las ausencias, Osakidetza ha optado por suplir la falta de personal médico con personal de enfermería. Si bien las profesionales de enfermería son esenciales para la atención sanitaria, no pueden reemplazar al personal médico. La falta de facultativos/as de medicina familiar constituye un grave riesgo para la salud y la seguridad la ciudadanía.

La justificación que se ha dado una y otra vez por la consejera de sanidad es que Osakidetza no tiene suficiente personal médico para cubrir las necesidades de personal facultativo en atención primaria. Esta explicación no es suficiente para justificar la toma de decisiones unilaterales que afectan gravemente a la calidad de la atención sanitaria. Además, estas decisiones se toman sin consultar a la ciudadanía ni a los y las profesionales involucradas.

La coordinadora «Osasun Publikoaren Aldeko Herri Plataformak» condena firmemente la actuación del Gobierno Vasco, que ha inhabilitado cualquier forma de participación en la toma de decisiones sobre el sistema público de salud. En lugar de buscar soluciones sostenibles y de colaboración para el problema de la falta de personal, el Gobierno Vasco ha optado por imponer sus ideas y decisiones de manera unilateral. Asimismo, estas decisiones están siendo tomadas por personas que demuestran no estar capacitadas para tomarlas, o que están tomando estas decisiones en contra de los intereses de las personas y de su derecho a una asistencia sanitaria pública, universal y digna.

Sumado a lo anterior, la dirección de Osakidetza ha creado claros agravios comparativos entre los y las trabajadoras de la salud al pagar de manera diferente dependiendo del centro de trabajo, aún realizando las mismas labores. Un caso claro es la cobertura de una ausencia médica en un PAC;una persona médica de un centro de salud de atención primaria cobra el doble que una médica que realiza su función principal en un punto de atención continuada. El mismo tipo de profesional, ambas en atención primaria, y una cobra el doble que la otra por el mismo trabajo. Esta medida es incoherente e injusta, ya que se espera que todas las trabajadoras de la salud brinden el mismo nivel de atención de calidad a los y las pacientes, independientemente del lugar donde trabajen.

La coordinadora «Osasun Publikoaren Aldeko Herri Plataformak» hace un llamamiento a toda la ciudadanía para salir a las calles de las tres capitales el próximo día 22 de abril. Es evidente para todas las personas residentes en la CAV que lo que está sucediendo es una destrucción programada del Sistema Público Vasco de Salud, con el único objetivo de dejar en manos privadas las coberturas que deben ser un derecho para toda la ciudadanía.

Es hora de que la ciudadanía se levante y haga oír su voz en defensa del sistema público de salud. La calidad de la atención sanitaria no debe ser sacrificada en aras de intereses privados. Es importante que todas las personas, ciudadanas y profesionales de la salud, nos unamos para exigir soluciones sostenibles y colaborativas para el problema de la falta de personal en Osakidetza. Tenemos que unirnos y luchar para conseguir recuperar la atención sanitaria de calidad que merecemos.

OSASUN PUBLIKOAREN ALDEKO HERRI PLATAFORMAK

http://opaherriplataformak.eus/



2 Comentarios

  1. Otro punto de vista.
    Cada año las estadísticas sanitarias de la OCDE nos recuerdan que en España faltan unas 97.000 enfermeras para aproximarnos a la ratio media de los estados que integran dicha organización. A la vez que estiman que nuestro país se encuentra entre las naciones mejor dotadas de médicos de esta asociación de naciones. Esto implica, a mi modesto entender, que en el País Vasco, faltan 4.529,9 enfermeras para llegar a la dotación media de la OCDE, en base a ese 4,67 % de la población nacional que reside en dicho territorio. Cifra de enfermeros y enfermeras que debería aumentarse aún más para equipararse a las ratios de los países mejor dotados de la OCDE, como sucede con los galenos.
    Hace unas semanas el Foro Económico Mundial celebrado en Davos presentó un estudio sobre las necesidades de personal sanitario en el año 2.030, por el envejecimiento poblacional. Y se aconsejaba que España aumentara sus enfermeras hasta dicho año, en 238.000 más, a las actuales. Que traducido al País Vasco, suponen 11.114,6 a las existentes en el presente.
    En base a estos datos, la falta de médicos en cualquier territorio o comunidad autónoma, resulta, cuando menos, muy cuestionable. Opino que lo más sensato sería reorganizar las dotaciones de las diferentes especialidades de medicina. Así como controlar el empleo de recursos y medios clínicos. Aprecio que es inadmisible que un proceso de revisión que debería solucionarse con una única consulta médica, precise hasta cinco o seis.
    Igualmente considero no cierto que las enfermeras estén supliendo o vayan a suplir a médicos en la Atención Primaria. Parto de la consideración de que esta esfera asistencial, tal como se ha desarrollado, resulta inviable e insostenible económicamente. Y que no sería justo obviar que las enfermeras y enfermeros pueden llegar a solucionar un 75 por 100 de los casos que llegan a los centros de salud y consultorios. Juzgo esto como una solución aceptable y lógica. No me parece razonable contratar más médicos, sino reorganizarlos de acuerdo a las abundantes especialidades de que gozan. Y esto último, permitiría que todos los PAC, referidos en la noticia anterior, contarían con facultativos tanto de Enfermería, como de Medicina. Isidoro Jiménez Rodríguez.

Dejar respuesta