Ya sabemos que los ciudadanos somos los malos, que toda la culpa es nuestra… Pero además de mensajes alarmistas y negativos, a diario en Euskadi, no estaría de más un poco de ánimo y motivación desde las instituciones. Respeto a las medidas, sí; pero cariño también, no solo reprimendas.

Hace unos días, Cataluña anunciaba que dará movilidad libre a partir del día 21 de diciembre, quitando nubarrones sobre las navidades. Afemás, los bares han abierto hoy otra vez.

Navidades con «cierta normalidad» en Madrid

Otro ejemplo. La Comunidad de Madrid ha dicho hoy que a partir del día 14 de diciembre ya se podrán levantar parcialmente las restricciones para tener unas Navidades «razonables». No ha dicho exactamente qué medidas, pero marca horizontes positivos.

La Comunidad estudia un plan para afrontar unas navidades «con cierta normalidad». Ha insistido la presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

Piensan ya en los estudiantes que están fuera de Madrid y quieren ver a sus familias, o en los mayores que viven en residencias para que puedan salir de ellas y pasar las fiestas con sus familias.

También en Extremadura piensan en positivo. «A mayor control de la incidencia, más posibilidades de tener una Navidad más normal; a mayor incidencia, las posibilidades se irán evaporando», ha afirmado Vergeles durante una rueda de prensa ofrecida en Mérida.

Ya avanzan en un protocolo para que usuarios de residencias, ya sean de discapacidad o de Tercera Edad, puedan «pasar la Navidad» en sus casas si así lo desean.

Euskadi

Son varios días sin ver un rayo de esperanza para los ciudadanos. Es pronto para evaluar, serán diferentes…

Hoy, el coordinador sanitario no ha adelantado las medidas que considera necesarias de cara a las Navidades. No ha dicho ni mu concreto.

Pero sí ha alertado de que la transmisión es «muy alta» y alejada de los objetivos perseguidos.

Este mensaje tras varios días de reducción de contagios.

 


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta