desvíos retenciones nudo trafico accidentes carreteras alavesas
Foto ajena a la información

Los residentes en Euskadi realizaron este pasado verano 3.039.143 viajes, lo que supone tan solo un 6,1 % menos que los que hicieron el año pasado, cuando el descenso de media en España se situó en el 24,5 % como consecuencia de la pandemia.

Según la encuesta de turismo de residentes que ha publicado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), los vascos fueron los que más viajes hicieron el tercer trimestre de este año solo por detrás de los madrileños, catalanes, andaluces y valencianos.

Si se elimina el efecto poblacional, los más viajeros fueron los residentes en la Comunidad de Madrid, con 1.381 viajes por cada 1.000 habitantes, seguidos por los vascos, con 1.324, y los aragoneses (1.070).

La duración media de la estancia en los viajes hechos por los residentes en Euskadi fue de 6,7 días, frente a los 7,2 del año pasado y el gasto diario que hicieron fue de 38 euros, 6 menos que el verano de 2019.

La comunidad autónoma perdió 216.426 visitantes y se quedó como la tercera, solo por delante de La Rioja y Navarra, con menos viajeros que la visitaron entre julio y septiembre, con 993.347, 216.425 menos que el año pasado (-17,8 %).

Las personas que visitaron Euskadi hicieron un gasto medio de 39 euros diarios.

En el conjunto de España, el gasto de los ciudadanos en turismo bajó el 44,1 % en el tercer trimestre del año, hasta los 10.783 millones de euros, por efecto de la pandemia de coronavirus y del rebrote que comenzó en agosto, que hizo también que más de la mitad de los viajes tuvieran como destino la propia comunidad autónoma.

El turismo hacia otros países fue el más afectado, con una caída del 79,3 % en los viajes y del 86,5 % en el gasto.

Un 88,5 % de los viajes se hicieron en vehículo propio (77,8 % en el mismo trimestre de 2019), al tiempo que bajaron los que se efectuaron en transporte colectivo, especialmente por avión, con una caída del 72,8 %.

La recuperación de la economía vasca se ralentiza lastrada por el turismo

La recuperación de la economía vasca en noviembre se ha ralentizado por la segunda ola de contagios, que ha afectado especialmente al turismo debido a las restricciones a la movilidad.

Así se refleja en el Termómetro Económico del Gobierno Vasco, que otorga el pasado mes a la economía vasca una puntuación de 40,1 (en una escala de 0 a 150), casi un punto por debajo del dato de octubre, que se situó en el 40,9 y peor también que en septiembre (41,6).

Esta puntuación se ha ido incrementando durante cinco meses consecutivos, hasta septiembre. Llegó a estar en 27,5 en abril, cuando seguía vigente el confinamiento, y ha ido subiendo mes a mes (29,4 en mayo, 31,5 en junio, 33,9 en julio, 35,5 en agosto y 41,6 en septiembre) pero en octubre sufrió un nuevo descenso por las consecuencias de la segunda oleada de la pandemia y ha empeorado en noviembre.

Con estos últimos datos Euskadi continúa en zona de decrecimiento al situarse por debajo de los 50 puntos. Antes de la crisis sanitaria la economía vasca superaba los 100 puntos, es decir, estaba en zona de crecimiento sólido.

Según el Termómetro Económico, varios de los indicadores del mercado laboral, en especial la afiliación a la Seguridad Social, han empeorado en el último mes y tampoco son favorables los resultados del sector turístico, con fuertes descensos en las pernoctaciones en hoteles y en el movimiento en los aeropuertos.

Las pernoctaciones han pasado de una caída del 63,6 % interanual en octubre al 79,2 % en noviembre y el movimiento en los aeropuertos ha bajado del -75,7 % al 90,3 %.

Por el contrario, se indica, que la producción industrial y las exportaciones están mejorando.

Para hacer estas estimaciones del Termómetro Económico se miden las quince variables que mayor correlación tienen con el PIB vasco. Entre ellas figura el indice de producción industrial, la venta de viviendas, las hipotecas, el índice de comercio minorista y el empleo en este sector, la afiliación a la Seguridad Social, los contratos laborales registrados y el paro. EFE


Compartir

Dejar respuesta