El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vitoria ha cerrado un acuerdo con la parte social para la actualización de las condiciones de trabajo del personal municipal, tras 18 años de vigencia del actual marco regulador.

El concejal de Función Pública, Jon Armentia, ha calificado el pacto como «un gran acuerdo que llega después de varios meses de encuentros con la parte social, con la que nos hemos sentado en 9 mesas de negociación».

El concejal de Función Pública espera que este acuerdo «propicie un clima laboral favorable a las reformas que deberemos llevar a cabo los próximos años para modernizar la función pública y hacer posible que la administración local se adapte a los nuevos tiempos y responda mejor a las necesidades de la ciudadanía».

Cerca de 3.600 trabajadores municipales se beneficiarán de esta actualización de la regulación de las condiciones de trabajo, es decir, todos los empleados del Ayuntamiento salvo los casi 600 que forman parte de las empresas y sociedades municipales que se rigen por convenios propios.

El pacto no incluye cuestiones salariales, ya que para todos los funcionarios públicos las subidas las marca el Gobierno para toda España.

El acuerdo, que deberá ser ratificado próximamente mediante su aprobación en la Junta de Gobierno Local, se asienta sobre 5 compromisos: el primero, la actualización de las condiciones de trabajo del personal.

El segundo, la implementación de un plan de ordenación de recursos humanos para el relevo generacional y la transmisión del conocimiento.

Además, se pondrá en marcha de un plan de productividad individual asociada a indicadores personalizados de la tasa de absentismo.

Este año 2024 se realizará la valoración de todos los puestos de trabajo y, por último, se elaborará un plan para transformar las jornadas parciales en jornadas al 100 %.
EFE



6 Comentarios

  1. El alcalde y los concejales se suben el sueldo cuando lo acuerdan en votación. Como siempre se ponen de acuerdo sean del partido que sean, sale mayoría absoluta. O sea, que se lo suben cuando les da la gana. Las subidas de los funcionarios de base, o curritos, no dependen de ellos, pues es cosa del gobierno central. TIENEN UN MORRO QUE SE LO PISAN.

  2. Esto es una puta vergüenza. Para reducir el absentismo laboral han creado un programa de premios. Premiar por hacer bien tu trabajo???
    No es mejor sanciones y despidos por hacer mal o no hacer tu trabajo???
    Vaya cuadrilla jetas. No me extraña que los chavales que se preparan quieran ser funcionarios.

  3. Nos toman por tontos, un funcionario coge la baja da igual que sea real o no, trabaja mal, está tomando cafés…. Y no les pasa nada tienen su puesto asegurado, eso sí al que trabaja de forma correcta le vamos a premiar.
    No tiene ninguna lógica lo suyo sería poder castigar al funcionario que no hace nada, de esta forma no se desaprovechan los recursos, ya que el que se toca los huevos lo hará siempre y es un salario y tiempo perdido.

  4. Cuando se trata igual al que trabaja y al que no lo hace, el que no trabaja no mejora y el que trabaja se desmoraliza. Premios a los buenos currelas y castigos a los que no lo hacen.

  5. No hay que premiar a los funcionarios por hacer su trabajo. Ya se les paga un sueldo incluso cuando hacen las cosas mal. No se habla nada de los políticos, concejales, directores, que en algunos casos tienen muy mala formas en el trato que dan a los ciudadanos. Llegan algunos a tratarnos con altanería. Siempre ha habido castas.

Dejar respuesta