ministerio

El Gobierno Vasco ha aprobado el decreto que regula la pesca de la angula en Euskadi, que a partir de ahora solo podrán ejercer 150 pescadores con licencia profesional y con unas capturas «muy limitadas».

El Consejo del Gobierno Vasco ha dado luz verde este martes a este decreto, pactado ente el Ejecutivo y la asociación de anguleros de Euskadi, para que se pueda seguir pescando esta especie, tras la decisión de la Unión Europea de prohibir la pesca deportiva, que es la que regía en Euskadi, y limitar la profesional.

Ahora, la actividad pasará a regularse a través de licencias profesionales, y será Azti el organismo que controle la pesca de la angula, una especie en peligro de extinción.

En Euskadi no existían hasta ahora licencias profesionales para la pesca, sino únicamente para la captura recreativa o deportiva.

La pasada temporada el Gobierno Vasco concedió 700 licencias para la pesca deportiva de angulas, 666 para pescar en superficie y 34 mediante embarcaciones repartidas en las cuencas guipuzcoanas de Oria, Deba y Urola y en las vizcaínas de Plentzia-Gorliz, Las Arenas-La Peña, Abra-Las Arenas, Artibai, Lea, Oka y Bakio.

Estas licencias conllevaban la prohibición de capturar más de 2 kilos de angulas por licencia y día, y las capturas debían destinarse solo al consumo personal, sin que se pudieran vender.

Ahora estas licencias deportivas se sustituirán y el Gobierno Vasco ha limitado el número a 150 licencias con carácter profesional, de ellas 138 en tierra y 12 en barco.

Así, la pesca profesional de la angula se podrá realizar solo tras la obtención de una licencia que se concederá para una temporada y será única en todo el País Vasco.

Esta autorización permitirá desarrollar la pesca desde tierra o a bordo de una embarcación, entendida como aquella pesca dirigida a la captura de los individuos jóvenes de la anguila (Anguilla anguilla), de tamaño inferior a 12 centímetros.

La licencia será de carácter personal e intransferible y se concederá para una única zona determinada, de modo que la persona titular limitará la pesca a la cuenca asignada.

Junto a la licencia se entregará un cuaderno de capturas, en el que el titular deberá anotar el peso de las capturas realizadas, las artes de pesca empleadas y la fecha y el horario de la pesca, y mantenerlo actualizado.

Para la adjudicación de las licencias se ha tenido en cuenta a los pescadores tradicionales, así como a nuevos pescadores, facilitándoles el acceso a esta pesquería profesional.

En cuanto a las cantidades permitidas, sin precisarlas, se apuesta por la llamada «pesca centinela de la angula», lo que significa establecer unas capturas muy limitadas y controladas, el monitoreo y evaluación precisa de la pesquería y el control de capturas con la participación de la comunidad pesquera. EFE



Dejar respuesta