Las matriculaciones de turismos y todoterrenos bajaron en Euskadi en mayo un 62,6 % respecto al mismo mes de 2019 al quedarse en 1.440 unidades, con lo que este indicador moderó la caída de abril, cuando la crisis del COVID-19 supuso un desplome de ventas del 98,3 %.

Según los datos difundidos por las asociaciones Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios oficiales) y Ganvam (vendedores), los tres territorios históricos registraron en mayo caídas, aunque menos acentuadas que en abril.

En Álava se vendieron en mayo 269 coches, es decir, un 61,1 % menos; en Bizkaia, 709, lo que supuso una reducción del 64 %; y en Gipuzkoa, 462, un 61,2 % menos.

En el acumulado anual se repiten los descensos, aunque son algo menos acentuados dado que las medidas de confinamiento por la COVID-19 no comenzaron hasta mediados de marzo. Así, en Álava, entre enero y mayo se matricularon 1.337 turismos y todoterrenos (-47,5 %), en Bizkaia, 3.964 (-55,4 %) y en Gipuzkoa, 2.529 (-55,4 %).

En el conjunto de Euskadi desde principios de año y hasta finales de mayo se vendieron 7.830 coches, lo que supuso un descenso del 55 % en relación con los cinco primeros meses del año pasado.

Los datos de mayo responden sin duda a la progresiva apertura de los concesionarios y a posibles operaciones retenidas que no se habían podido producir, más allá de la demanda embolsada que se haya podido acumular durante los días de confinamiento estricto», ha subrayado la portavoz de Anfac Noemí Navas, que ha lamentado que, no obstante, son los segundos peores datos de la serie histórica.

El portavoz de Faconauto Raúl Morales ha dicho que, en mayo, el paso de clientes por los establecimientos fue «testimonial» y todos los departamentos de los concesionarios vieron caer con fuerza su actividad, particularmente el de vehículos nuevos, que funciona a un 30 % de su capacidad.

Desde Ganvam, Tania Puche ha añadido que en las dos últimas semanas de mayo, con toda la red comercial abierta, las matriculaciones se multiplicaron «por más de ocho», lo que permitió suavizar la caída de abril, pero ha subrayado que la mayoría de operaciones correspondieron a pedidos apalabrados con anterioridad que se han entregado ahora. EFE


Compartir

Dejar respuesta