El Ayuntamiento de Vitoria ha empezado a devolver a su estado original algunas de las aceras y calles que habían visto ampliado su espacio peatonal durante la desescalada para ayudar a que los ciudadanos pudieran caminar manteniendo la distancia de seguridad.

El consistorio ha empezado a revertir estos espacios peatonales en las calles Ramiro de Maeztu y Domingo Beltrán, donde el tráfico rodado ha vuelto a la normalidad y la medida en favor de los peatones estaba generando dificultades de tránsito durante los últimos días.

En el resto de espacios peatonales provisionales los pivotes y vallas usados para acondicionarlos se retirarán una vez que este fin de semana se levante el estado de alarma por la pandemia de COVID-19. Es el caso de calles como Manuel Iradier, Florida, Francia y Ortiz de Zárate.

En la Avenida del Zadorra, por su parte, se mantendrá el cierre de uno de los carriles para facilitar la movilidad peatonal y ciclista hasta que termine la intervención que la Agencia Vasca de Agua, URA, está acometiendo en el entorno. EFE


Compartir

5 Comentarios

  1. Ay ay alcalducho, alcalducho… como se nota que vienen elecciones, son más las criticas que habeis recibido de los conductores que de los peatones y hay que contentarles un poco, pasadas las elecciones veremos.

  2. Ciudad con dos industrias muy relacionadas con el automóvil + los indirectos.
    Ciudad muy extendida horizontalmente con polos de población joven concentrados en sus extremos.
    Ciudad con clima cambiante durante la mayor parte del año.
    No se enteran de que son necesarios parkings baratos y vías rapidas de entrada y salida al centro para facilitar la movilidad. Que se contamina más dando vueltas o atascados que con trayectos cortos y rápidos. Que si puedo llevar el coche puedo transportar a la familia, las compras, no dependo de horarios ni de capacidad de transporte publico, no me mojo y no pierdo tie.po en rutas no optimizadas.
    Que si queremos una ciudad limpia metamos los coches bajo tierra y fomentemos la electrificación de los mismos.
    Pero claro los de las bicicletas hacen más ruido que el resto y penalizamos al automóvil. Y así nos va, el centro se muere, la ciudad solo tiene vida en momentos puntuales para actividades concretas y en los polos de población exteriores. Los problemas de aparcamiento son constantes y las compras se centran en los centros comerciales.
    Una pena.

  3. Incapaces. Son unos inútiles en el ayuntamiento.
    Comienzan a retirar las vallas y los coches aparcados en el carril de la izquierda en Ramiro Maeztu primer tramo.Lo pasan de un carril de circulación a dos, vale. Pero en el tramo de Hacienda lo dejan en uno, formando un cuello de botella que llegaba hasta Lovaina.
    INUTILES.

Dejar respuesta