Las hospitalizaciones de pacientes con covid en Euskadi se han disparado al inicio de las vacaciones de verano con 105 ingresados más que hace una semana, un 24,8 % más, y en total son 527 los enfermos que se encuentran en estos centros, de los que 23 están en las ucis, el doble que hace siete días.

También ha crecido considerablemente la incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes que está en 612,12 casos, 156 más que hace siete días, según los datos que refleja el último boletín epidemiológico del Departamento vasco de Salud sobre la evolución de la covid-19 entre 27 de junio y el 3 de julio.

Esta tasa de incidencia ha subido en los tres territorios y la más alta se registra en Gipuzkoa, que ha pasado en una semana de 469,20 a 682,44 casos, mientras que en Bizkaia se ha elevado de 451 a 586,91 y en Álava de 396,14 a 515,16.

También la incidencia acumulada en 7 días, que adelanta cómo se comportará el virus a corto plazo, se ha incrementado en más de cien casos y se sitúa en 359,38.

FALLECIDOS

Sin embargo, esta séptima ola de la pandemia a la que se refieren varios expertos no supone un empeoramiento de las cifras de fallecidos por covid ya que en la última semana han muerto 22 personas en Euskadi, 8 menos que los siete días precedentes.

Ayer domingo había 504 enfermos en planta hospitalaria y 23 en estado crítico, al tiempo que ingresaron otros 63 enfermos. No se daba una cifra tan alta de ingresados en los hospitales desde el pasado 7 de febrero.

Ha crecido asimismo el número de contagios semanales de los 5.543 hasta los 7.882 y desde el 27 de junio la tasa de positividad, es decir, el porcentaje del número de infectados en relación a las pruebas diagnósticas realizadas, se encuentra excesivamente alta al oscilar entre el 28,8 % y el 40,6 % en los últimos 7 días.

Otro de los indicadores que indica una mala evolución de la pandemia es el número reproductivo básico, el que muestra a cuántas personas puede contagiar un enfermo de la covid.

El R0 de Euskadi lleva ya tres semanas por encima de 1, lo que muestra que la transmisión no está controlada, y este domingo se situó en 1,21. Este indicador está peor en Gipuzkoa, con 1,26, que en Bizkaia (1,18) y en Álava (1,16).

Ante esta situación, el Departamento de Salud ha recomendado especial prudencia a los mayores de 60 años, personas inmunodeprimidas y mujeres embarazadas en un período en el que aumentan las interacciones sociales y por tanto las posibilidades de contagio.

Salud recuerda que la incidencia acumulada en 7 días en mayores de 60 años está en 736 casos por 100.000 habitantes y pide a los colectivos vulnerables que utilicen las mascarillas de manera constante cuando estén con otras personas y reduzcan los contactos.

Asimismo Salud considera fundamental asegurar la ventilación suficiente y permanente de todos los espacios interiores donde haya concurrencia de personas. EFE



2 Comentarios

Dejar respuesta