Gobierno Vasco Vitoria-Gasteiz

Alrededor del 20 % de los institutos vascos vuelven a abrir sus aulas a la docencia presencial el lunes para determinadas etapas con reticencias de los sindicatos, e incluso el llamamiento a la huelga desde ELA, y con medidas de seguridad que van desde el uso obligatorio de mascarillas hasta la toma de temperatura al alumnado cuando se considere necesario.

Finalmente será este lunes cuando el alumnado de cuarto de ESO, Formación Profesional (FP) y Bachillerato tendrá la posibilidad de retomar la educación presencial en los centros educativos de Euskadi que así lo ofrezcan, después de que el Gobierno Vasco haya dejado en manos de sus direcciones esta decisión.

Fuentes del Departamento de Educación han explicado a Efe que estiman que el lunes recibirán alumnado el 20 % de los institutos y la mayoría de los centros de Formación Profesional.

La reapertura estaba prevista inicialmente para el 18 de mayo, pero el Departamento vasco de Educación se vio obligado a rectificar por no contar con la seguridad jurídica para llevar adelante esa decisión porque la docencia presencial está contemplaba para la fase 2 de la desescalada, en la que Euskadi entrará este mismo lunes.

Obligación de mascarilla durante todo el horario lectivo, separación de 1,5 metros entre puestos escolares, entradas y salidas escalonadas, hidrogeles, limpieza «reforzada» y termómetros son algunas de las medidas de prevención ante el coronavirus de las que se dispondrá en los centros.

La estancia de los alumnos no superará las 5 horas, de manera que las clases se impartirán en horario intensivo y no habrá servicio de comedor. En las aulas no podrá haber más de 15 estudiantes y durante la semana se podrá alternar la formación presencial con la telemática.

Se establecerán turnos que eviten aglomeraciones en el patio y aforos máximos para espacios como biblioteca, talleres, salas de informática o laboratorios, en los que siempre deberá mantenerse una distancia interpersonal de 2 metros.

Cada centro tomará la decisión de forma autónoma y tampoco estarán obligados a volver todos los alumnos, ya que en muchos de ellos, tanto públicos como concertados, se ha optado por volcarse en el alumnado con mayores necesidades en 4 de la ESO y en los que cursan segundo de Bachillerato para ultimar su preparación por la EBAU.

Este paso del Departamento de Educación, cuando han transcurrido más de dos meses desde el cierre de colegios en Euskadi, no cuenta con el respaldo de los sindicatos, que de manera unánime, han echado en falta que se dicten criterio únicos para todos los centros de cara a evitar que se produzcan o aumenten las brechas entre el alumnado.

Medidas

Las centrales han advertido de que tomarán medidas si el lunes no se garantiza la salud y la seguridad de trabajadores y estudiantes y, en el caso de ELA, incluso se ha convocado un jornada de huelga, a la que también llama el Sindicato de Estudiantes.

La jornada del lunes será la primera del proceso de retorno del profesorado a los centros que ha ordenado el Departamento de Educación, que terminará el 5 de junio, fecha en la que todos los docentes que no estén exentos por circunstancias como tener menores de 14 años a su cargo no podrán seguir trabajando de forma telemática y tendrán que acudir a los colegios. EFE


Compartir

Dejar respuesta