Álava: Las residencias privadas proponen subir sueldos un 21,7%

La esperanza de vida en Euskadi se sitúa en 83,9 años, una de las más altas del mundo, cercana a la de países y regiones como Hong Kong (84,9) y Japón (84,6).

Estos parámetros se recogen en la clasificación del Índice de Desarrollo Humano-IDH entre 2010 y 2019 elaborado por el Eustat, aplicando la metodología del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) plasmada en su último informe del año 2020, con datos de 2019.

El informe publicado por el PNUD establece una clasificación mundial de 189 países ordenados en función de sus condiciones de vida y adjudica a cada uno de ellos un IDH (en una escala de 0 a 1), en función de la esperanza de vida al nacer, de los años esperados de escolaridad de los niños, de los años promedio de escolaridad de las personas adultas de 25 años o más y de la renta nacional bruta per cápita.

Con esta metodología y según las estimaciones del Eustat, el País Vasco tendría un IDH del 0,937 y se colocaría a la altura del puesto duodécimo, por detrás de países como Noruega, Irlanda, Suiza, Hong Kong, Islandia, Alemania, Suecia, Australia, Países Bajos, Dinamarca, Finlandia y Singapur, mientras que España estaría en el puesto 25 con un IDH del 0,904. La clasificación la cierra Níger con un 0,394.

En el período analizado (2010-2019) todos los componentes del IDH de Euskadi mejorarían. La esperanza de vida pasa de 82,4 a 83,9 años y la comunidad autónoma ocuparía el tercer puesto, sólo por detrás de Hong Kong (84,9) y Japón (84,6).

Lo mismo ocurre en cuanto a los años esperados de escolaridad, que pasa de 18,1 a 18,6 y que también colocaría a Euskadi en los primeros puestos, en concreto en el noveno, por detrás de Australia (22), Bélgica (19,8), Suecia (19,5), Finlandia (19,4), Islandia (19,1), Dinamarca (18,9), Nueva Zelanda (18,8) e Irlanda (18,7).

Respecto a los años promedio de escolaridad, aunque también aumentan en el período mencionado pasando de 10,2 a 11,2 años, Euskadi se vería superada por 51 países, encabezados por Alemania (14,2 años de media) y Estados Unidos, Suiza y Canadá, los tres con 13,4.

La renta nacional bruta per cápita ha crecido en ese periodo desde 50.877 a 57.438 dólares estadounidenses (de 2017), medidos en términos de paridad de poder de compra, lejos de los 66.494 de Noruega y de los 131.032 de Liechtenstein, el país con mayores ingresos por persona del mundo, pero por delante de países como Alemania (55.314) e Islandia (54.682).

Si la comparación se hace respecto al año anterior, 2018, tres de los cuatro componentes del IDH mejorarían: la esperanza de vida (tres décimas, de 83,6 a 83,9); los años promedio de escolaridad (una décima, de 11,1 a 11,2) y la renta nacional bruta (de 56.659 a 57.438). Por el contrario, los años esperados de escolaridad bajan desde los 18,7 a los 18,6. EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta