La Ertzaintza ha detenido este jueves al hombre que se había atrincherado en su domicilio tras amenazar presuntamente a dos vecinos con un arma de fuego, ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

El sospechoso, un hombre de 68 años, ha sido arrestado pasada la 1.00 de esta madrugada, después de permanecer atrincherado en su domicilio durante más de tres horas en posesión de un arma corta, que ha sido incautada por los agentes.

Durante todo este tiempo la Ertzaintza ha mantenido acordonada la calle Vitoria, en el barrio del Antiguo de San Sebastián, ya que había recibido información de que el individuo portaba un arma de fuego.

Según el aviso recibido por la Policía vasca, minutos antes de las 21.00 horas este hombre había amenazado con el arma a dos vecinos del barrio, que se refugiaron en la vivienda de uno de ellos.

La Ertzaintza acudió al domicilio del sospechoso, quien se negó a abrir, tras lo que la policía acordonó la zona.

Sobre las 00.15 horas agentes de la unidad de intervención de la Ertzaintza han accedido al portal de la vivienda y aproximadamente una hora después el sospechoso ha sido detenido, sin que se hayan registrado heridos.

El arrestado en Donostia amenazó a un técnico tras quedarse sin internet

 El hombre arrestado esta madrugada en San Sebastián tras atrincherarse en su domicilio con un arma de fuego amenazó a un técnico de telefonía que atendía la avería de un vecino tras recriminarle que le había dejado si internet.

El Departamento vasco de Seguridad ha ofrecido este jueves detalles del suceso que ha mantenido esta madrugada acordonada durante tres horas la calle Vitoria del barrio del Antiguo de San Sebastián, donde un hombre de 68 años se encerró armado en su domicilio tras amenazar a dos personas.

En concreto, el ahora detenido esgrimió un arma de fuego contra un técnico de una empresa de telefonía que había acudido al domicilio de un vecino para reparar un avería en el servicio de internet.

Cuando se encontraba en el descansillo, el arrestado amenazó al operario y al cliente con una pistola mientras le recriminaba que le había dejado sin internet y le exigía que se lo arreglara.

El técnico se refugió en la casa del vecino y alertó a la Ertzaintza sobe las 20.45 horas, tras lo que agentes de la policía vasca acudieron al lugar y, al conocer que el sospechoso había mostrado un arma de fuego, acordonaron la zona.

Después de tres horas, las gestiones realizadas por el equipo de negociación de la Ertzaintza, apoyado por efectivos de la unidad de intervención, fructificaron y el hombre accedió a salir de su domicilio y fue detenido, pasada la 1.00 de la madrugada.

En el domicilio la Ertzaintza localizó un arma corta, con la que supuestamente se habrían realizado las amenazas. EFE


Compartir

Dejar respuesta