71 proyectos vascos para investigar el cáncer de mama

La Asociación Contra el Cáncer de Álava ofreció en 2021 atención psicológica y social a 1.101 enfermos y familiares, un 22,4 % más que el ejercicio anterior en el que estalló la pandemia mundial de coronavirus.

Estos datos se recogen en la Memoria 2021 presentada este jueves por Patxi Ormazabal, presidente de este organismo, que sumó un total de 3.517 intervenciones en ese ejercicio, contando también su actividad en Llodio y Amurrio.

Ormazabal ha indicado que la asociación invirtió 150.281 euros en investigación, el 18 % de sus ingresos, para financiar cuatro proyectos dirigidos a estudiar nuevas estrategias terapéuticas para el cáncer de páncreas y otras enfermedades hepáticas y a investigar «biochips» para la detección de efectos adversos cardíacos en pacientes con cáncer entre otras áreas.

Además, con fondos de la organización se ha becado dos estudiantes de la UPV/EHU para prácticas en laboratorio.

La asociación también está centrando sus esfuerzos en la promoción de hábitos de vida saludables, con especial atención en la prevención del tabaquismo y de la obesidad infantil y juvenil, ya que se calcula que hasta un 50 % de los casos de cáncer podrían evitarse con medidas de prevención.

Con esta perspectiva desarrolla talleres gratuitos de iniciación a la marcha nórdica, alimentación saludable, relajación y yoga y rutas saludables, algunos dirigidos solo a pacientes oncológicos y otros abiertos a la población general.

La asociación cuenta con once profesionales y con 191 voluntarios, gracias a los que las actividades salen adelante. Ormazabal ha agradecido la labor tanto de los voluntarios como de los socios, un total de 5.300, y ha ensalzado la «gran implicación» de los trabajadores.

De cara al futuro próximo, Contra el Cáncer en Álava mantendrá sus líneas de trabajo «para no dejar fuera a nadie», por lo que mantiene su contacto con diversos colectivos de inmigrantes para hacerles llegar sus servicios, todo ellos gratuitos, y que puedan beneficiarse de ellos en caso de que los necesiten.

Ormazabal, que lleva ocho años al frente de esta asociación, ha aprovechado para despedirse, ya que abandona su cargo con la convicción de que «lo más importante que se ha hecho ha sido reforzar la atención a pacientes y familias». «La asociación continuará en este camino”, ha concluido.EFE



Dejar respuesta