Khao Thai: Insectos bañados en chocolate con sello vasco

1
IMQ – Marzo 19
entreseccion_noticia

Eso de comer una bolsa entera de pipas mientras vemos una peli o jugamos en el móvil al Euro Palace tragamonedas ya es cosa antigua. El nuevo snack para esos momentos de desconexión son los insectos bañados en chocolate. Khao Thai es la primera start up vasca que trae escorpiones, saltamontes y gusanos directamente de Tailandia para ofrecérnoslos como si fuesen pipas.

 

Tres estudiantes bilbaínos de cuarto curso de la Universidad del País Vasco han decidido crear una startup con esta original y arriesgada idea. La idea surgió tra un viaje a Tailandia donde se enamoraron de su naturaleza y gastronomía. Ander Méndez, uno de los miembros del equipo, señala que querían traer algo que les recordara la esencia y el exotismo del país. Como un elefante no les cabía en la maleta, dicen, acabaron trayendo insectos.

 

Desde el pasado 1 de enero es legal comercializar insectos como comida en España y en la Unión Europea. Aprovechando este cambio en la ley estos jóvenes emprendedores exportan desde una granja tailandesa los insectos, donde son criados de forma ecológica, se limpian, se tuestan y se secan. Otra empresa tailandesa se encarga de bañarlos en chocolate.

 

¿A qué saben los insectos?

Los tres jóvenes vascos se encargan de la gestión de la página web, desde donde se distribuyen las bolsitas de escorpiones bañados en chocolate negro, los gusanos bañados en chocolate con leche y los saltamontes bañados en chocolate blanco. Señalan que la vida es un juego y que hay que atreverse a experimentar, comer misterio y saborear veneno.

 

No hay que preocuparse por la peligrosidad a la hora de comer insectos. Aunque tienen un sabor peculiar, nuestro paladar está acostumbrado a sabores parecidos. Los escorpiones con chocolate negro tienen un sabor intenso que se parece a almendras tostadas. Al comer saltamontes con chocolate blanco viene a nuestra lengua el recuerdo de un bombón crocante o algo parecido a nuez asada. Por su parte, los gusanos no tienen un sabor tan marcado y su mejor baza es la textura crujiente.

 

Este tipo de alimentos es común en muchos países. En Tailandia, por ejemplo, es un plato típico de su gastronomía. Según la Agencia para la Alimentación y la Agricultura de la ONU existen ya más de 2.000 millones de personas que comen insectos de una manera habitual. Su alto contenido proteico convierte a este alimento en una gran fuente de energía. Además de las altas dosis de proteína, los insectos también contienen una elevada concentración de calcio, hierro, zinc y omega 3. Desde muchos sectores ya se los pinta como el alimento estrella de los próximos años.

 

Probablemente en el País Vasco aún sea complicado introducir en nuestras dietas este alimento. El rechazo cultural aún es grande a la hora de meterse un escorpión en la boca. Eso sí, el estar bañado en chocolate, ayuda. Desde Khao Thai señalan que la mejor manera de consumirlos es combinándolos con vino. Recomiendan que la primera vez sea algo especial para vivir una experiencia diferente y sentir Tailandia en el paladar.

Compartir

1 Comentario

  1. Con la cantidad de variedad de frutos secos qué disponemos a día de hoy gracias a nuestra gastronomía y se intenta invitar de una forma muy sencilla a comer gusanos, saltamontes etc etc. Con la de bacterias y parásitos qué llevan .Mañana empezaré a comer la mierda de mi perro a ver si me rejuvenezco

Dejar respuesta