Juicio por abusos sexuales a una niña de 8 años en Vitoria

0
justicia
entreseccion_noticia

EFE).- La defensa de un pastor evangelista acusado de abusos sexuales en Vitoria a una menor que tenía 8 y 9 años cuando ocurrieron los hechos ha negado que la niña sufriera tocamientos y ha asegurado que la denuncia contra su cliente responde exclusivamente a una «motivación de carácter económico».

La Sección Segunda de la Audiencia de Álava ha acogido este miércoles la vista de las cuestiones previas al juicio contra este hombre, un colombiano que ejercía de director espiritual de la Iglesia Evangelista en un centro de Vitoria.

La Fiscalía pide para él siete años y medio de cárcel por dos delitos: uno de abuso sexual continuado, del que además es reincidente ya que fue condenado por hechos similares en otras dos ocasiones en 2014, y otro continuado de amenazas.

La acusación particular que ejerce la familia de la niña reclamaba inicialmente 17 años de cárcel por estos dos delitos y por otro de coacciones y añadía que la pequeña no solo sufrió tocamientos sino penetración anal, algo que ha rechazado la Sala en la vista porque esa acusación no figuraba en el auto en el que se relataban los hechos punibles, por lo que la abogada deberá eliminarlo en su petición de penas.

Según el escrito de la Fiscalía, que se ha leído en esta sesión, los hechos ocurrieron en 2016 y 2017 en un centro de la Iglesia Evangelista de la capital alavesa al que la madre de la niña acudía regularmente y tenía una relación de confianza con el procesado por su condición de director espiritual.

Por esa confianza en ocasiones le dejaba al cuidado de su hija y su hijo, ambos menores, mientras hacía compras u otras tareas domésticas, momentos que el acusado aprovechaba supuestamente para abusar de la menor.

En varias ocasiones el procesado llevó a la menor al cuarto de baño y, tras cerrar con pestillo, hizo tocamientos en la zona genital de la menor, en ocasiones con ropa y en ocasiones sin ropa, según la Fiscalía, que asegura que otras veces le bajaba los pantalones, la sentaba en sus rodillas y frotaba su pene con los órganos sexuales de la menor y en alguna ocasión le chupó los genitales.

Para evitar ser descubierto le decía que «podría morir» si contaba lo que ocurría.

El último incidente relatado por el fiscal tuvo lugar en diciembre de 2017 en la vivienda de la familia de la niña, adonde acudió el acusado y, en un momento en que la madre estaba en la habitación contigua con su hijo, atrajo hacia sí a la niña, la agarró por la cintura, la sentó sobre sus rodillas, le bajó parcialmente los pantalones y frotó su pene con la zona genital.

Entonces la menor comentó a gritar para alertar a su madre por lo que el procesado la dejó marchar y fue entonces cuando se descubrieron los hechos.

Este hombre ya fue condenado en dos ocasiones, en abril y en octubre de 2014, por la Audiencia de Álava por sendos delitos de abuso sexual a menores y recibió dos condenas de dos años de prisión cada una.

Tanto el fiscal como la acusación aplican las agravantes de reincidencia y abuso de confianza. Además de los 7 años y medio de cárcel por abuso sexual y amenazas continuadas contra la pequeña, la Fiscalía pide que no se pueda acercar a ella durante 9 años y medio, también reclama que una vez que salga de la cárcel sea sometido a libertad vigilada durante 10 años y que pague una indemnización de 3.000 euros.

La defensa por su parte solicita la libre absolución de su cliente al considerar que no se produjeron los hechos que relatan las acusaciones, que los supuestos abusos «no se han acreditado durante la fase de instrucción» y que la denuncia tiene una «motivación espuria», de carácter estrictamente económico, para recibir una indemnización.

Una vez resueltas las cuestiones previas y aceptada la declaración de dos psicólogas solicitada hoy por la abogada de la acusación particular, la Sala dictará un auto explicando su decisión de no aceptar el delito de amenazas y la presunta penetración anal, tras lo cual se fijará la fecha del juicio. EFE

Compartir

Dejar respuesta