Una habitación abuhardillada quedó completamente destrozada por el fuego, el humo ensució toda la planta superior y el tejado quedó afectado en la zona de la habitación donde empezó el fuego, por lo que los bomberos han colocado un toldo sobre el hueco abierto en el tejado. El fuego rompió el forjado de madera y afectó gravemente también a la habitación que se encuentra justo debajo de donde se ha producido el fuego. También hubo daños por agua en las plantas inferiores, agua procedente de la propia extinción y de un grifo del aseo del dormitorio afectado que se había quedado abierto. Importantes daños como vemos en el inmueble que sufrió el pasado viernes un espectacular incendio en el paseo de la Zumaquera.

El edificio es una residencia para monjas retiradas, sólo una necesitó atención médica por inhalación de humo, las demás abandonaron a tiempo y por su propio pie el inmueble.


Compartir

Dejar respuesta