l Departamento de Salud del Gobierno Vasco confirmó este jueves a Kutxabank Araski que el pabellón de Mendizorroza podrá acoger a un total de 600 personas durante los partidos que dispute el conjunto alavés que compite en Liga Femenina.

Tal y como sucedió en la final de la Euskal Kopa masculina disputada entre el TD Systems Baskonia y el RetaBet Bilbao Basket, el duelo se disputará según la normativa vigente de la institución vasca que señala que durante la pandemia el aforo máximo en espacios cerrados es del 60% de su capacidad autorizada, hasta un límite máximo de 600 personas, incluidos los dos equipos participantes, organización y público.

Además, para poder contar con público, el club vitoriano deberá ofrecer unas garantías sanitarias recomendadas por las autoridades para garantizar la seguridad durante los partidos y aplicará un estricto protocolo diseñado específicamente para ello.

Así, se tomará la temperatura en los dos accesos al pabellón, de tal modo que no se permitirá el acceso a todos aquellos con temperatura superior a 37’2 grados centígrados, se ubicarán dispensadores de gel hidroalcohólico en las entradas, habrá distancia de seguridad entre aficionados en las gradas y localidades y el uso de la mascarilla será obligatorio en todo momento.

A esto se añade la prohibición de comer y beber dentro del recinto. También se evitará la movilidad dentro de la instalación y al terminar el encuentro se deberá de abandonar la instalación de manera ordenada, siguiendo siempre las indicaciones de la instalación a tal efecto.

Araski cuenta con más abonados que plazas disponibles para el público por lo que solicitó a sus seguidores que notifiquen al club si no van a acudir al encuentro de este sábado que les medirá a Cadi La Seu.

Dentro del protocolo, el club se vio obligado a reubicar a todos y cada unos de los abonados ya que tiene que haber mínimo dos butacas libres entre un asistente y otro en línea horizontal, y no habrá nadie inmediatamente debajo y encima de cada aficionado. EFE



Dejar respuesta