Como siempre que hay huelgas, hay guerra de cifras. Los sindicatos aseguran que todas las enfermeras de la campaña de vacunación de gripe en Álava han parado.

Por su parte, el Gobierno vasco dice lo siguiente sobre el seguimiento:

Durante el turno de mañana ha sido del 8,44%. Y por categorías profesionales, la incidencia ha sido la siguiente: Personal facultativo: 8,99%, personal de enfermería: 9,10% y resto de categorías:  8,18%

En toda la jornada: El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha cifrado en un 7,3 % el seguimiento de la huelga convocada por los sindicatos en los centros sanitarios de Osakidetza en Álava. Han secundado el paro esta jornada el 9,6 % del personal de enfermería, el 8,5 % del facultativo y el 5,2 % del resto de categorías profesionales, según el Ejecutivo.

Los centros sanitarios de Álava han sido este jueves los primeros en vivir una jornada de huelga convocada por los sindicatos en demanda de más medios humanos y materiales en Osakidetza, y que tendrá continuidad los próximos días 5 y 12 de noviembre en Gipuzkoa y Bizkaia respectivamente.

Los sindicatos convocantes ELA, Satse, SME, LAB , COOO, UGT, ESK, SAE y Utese han valorado el seguimiento de la huelga, especialmente en Atención Primaria, aunque no han facilitado datos del porcentaje de trabajadores que no ha ido a trabajar.

También han coincidido en denunciar los, a su juicio, abusivos servicios mínimos dictados por el Gobierno Vasco, mediatizados por la segunda ola de la pandemia de la covid.

Los sindicatos han convocado estas tres jornadas de huelga para pedir la equiparación de la partida presupuestaria para la sanidad pública a la media europea, en la que se dedicaría la cuarta parte a la Atención Primaria, y el aumento de la plantilla y la consolidación de los eventuales (que las centrales cifran en 15.000), entre otras reivindicaciones.

Varias decenas de profesionales sanitarios y de los servicios subcontratados de cocina, limpieza y ambulancias que también han sido llamados a la huelga se han concentrado a las puertas del Hospital de Txagorritxu de Vitoria con pancartas y carteles en los que se leían, entre otros lemas, «Hasta aquí hemos llegado» y «- aplausos + inversión».

Al concluir la concentración, se ha leído un comunicado conjunto en el que los sindicatos han denunciado que, pese a que han pasado semanas desde el anuncio de convocatoria de estas huelgas, ni el Departamento de Salud del Gobierno Vasco ni Osakidetza han puesto encima de la mesa medidas tendentes a «aliviar las graves deficiencias que sufre la sanidad pública vasca».

Por ello, han reclamado más presupuestos para la sanidad pública, un aumento de la plantilla, la consolidación del personal eventual, la reversión de recortes y servicios privatizados y medidas para garantizar la salud y la seguridad de la plantilla.

Esther Saavedra, responsable de sanidad de ELA, ha asegurado que el seguimiento de la huelga ha sido «muy amplio», especialmente en la Atención Primaria, lo que demuestra que es un servicio que «está saturado y sobrecargado de trabajo».

Enfermeras en vacunación de la gripe

Ha asegurado que las áreas de atención al cliente de diez ambulatorios «han amanecido cerradas» y que todas las enfermeras que trabajan en la campaña de vacunación de la gripe han secundado el paro.

«Hoy más que nunca es necesario poner solución a los problemas estructurales que tiene Osakidetza, que vienen de lejos y que no han nacido con el virus; hacen falta más recursos, hace falta más inversión y ofrecer unas condiciones laborales dignas y una estabilidad a la plantilla, precisamente porque estamos más en riesgo que nunca», ha explicado.

Marifé Campos, de UGT-Euskadi, ha argumentado que para poder ofrecer una atención de calidad es imprescindible la calidad en el trabajo y para eso es necesaria la consolidación del empleo a través de las OPE, reducir la presión asistencial a la que están sometidos los sanitarios en esta pandemia y hacer una buena gestión de recursos humanos.

«A los profesionales nos ha pillado esta nueva ola cansados, estresados y nos tenemos que poner nuevamente en la primera línea de fuego para poder combatir todo lo que nos viene», ha concluido. EFE


Compartir

Dejar respuesta