Más fresquito para funcionarios vascos en invierno

Estas son las temperaturas de trabajo para los funcionarios vascos. Algo más frescas en invierno: Limitar la calefacción a 20 grados en invierno y el aire acondicionado a 25 en verano en los edificios dependientes de todas las administraciones públicas vascas es una de las medidas que han acordado implementar de manera conjunta a partir de septiembre el Gobierno Vasco, las diputaciones y Eudel.

No varían mucho de lo que recomienda, por ejemplo, Iberdrola: En invierno, entre 21 y 23 grados centígrados de día (entre 1 y 3 menos ahora) y 17 grados de noche (ahora será a 15). En verano, entre los 25 y los 26 grados centígrados (igual).

Representantes de estas instituciones han mantenido una reunión este viernes en el seno del Grupo Institucional de Sostenibilidad Energética para preparar las medidas de eficiencia energética que les competen dentro del plan de contingencia por la crisis de gas en Europa, anunciado por la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, para administraciones, hogares y empresas de cara a hacer frente a la situación de «emergencia energética» provocada por la invasión rusa de Ucrania.

La propuesta, recoge medidas que afectan a la calefacción en edificios públicos, termostato y confort, iluminación, aparatos eléctricos, agua y residuos, aislamiento, control de consumos, fotovoltaica o movilidad sostenible.

Tapia ha comparecido tras el encuentro para explicar que las instituciones vascas han concretado una serie de acciones en un borrador que se recogerán en una instrucción general cuya aprobación está prevista para el próximo 1 de septiembre.

Una de las principales medidas tiene que ver con la climatización de los edificios públicos, de manera que en invierno el termostato se regule a 20 grados, reduciendo esa temperatura a 15 grados por la noche y los fines de semana. En verano la temperatura debería ser de 25 grados.

ILUMINACION

En cuanto a la iluminación, el objetivo es la sustitución paulatina de todos los aparatos por bombillas led, el control de los horarios de encendido y el uso de sensores en pasillos y baños. Además, se insiste en que todos los equipos informáticos deben quedar apagados al acabar el horario laboral.

Tapia ha insistido en que no se trata de sancionar a las administraciones que no cumplan estas medidas, sino de que adquieran el compromiso de ir poniéndolas en marcha una vez que se apruebe la instrucción en septiembre, teniendo en cuenta las características de cada edificio, ya que no es lo mismo, un colegio, un hospital o una comisaría.

 Dos ejemplos:

  • En climatización, por cada grado que incrementamos la calefacción en invierno aumenta innecesariamente el consumo energético en un 7%
  • En lo que respecta a la gestión de residuos, cada tonelada de papel que se recicla evita que se corten 14 árboles, se consuman 50.000 litros de agua y más de 300 kg de petróleo.

Dificultades de Ayuntamientos

Conocedores de las dificultades que algunos ayuntamientos tienen para hacer ejecutar las medidas propuestas, el Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, a través del Ente Vasco de la Energía e Ihobe, y junto con Lanbide y la colaboración de Novia Salcedo, ha puesto en marcha un programa de apoyo técnico específico para abordar la transición energética y climática.

El programa destinado a ayuntamientos, juntas administrativas, mancomunidades, cuadrillas, agencias de desarrollo y otras entidades locales tiene como objetivo facilitar la incorporación y la formación de personal técnico de apoyo y una carta de servicios y herramientas para avanzar en la consecución de los objetivos.



4 Comentarios

  1. Con lo que se ahorraría una pasta es cerrando organismos públicos y echando a muchos enchufados de entes como el EVE, IHOBE, Fundación Novia Salcedo, Lanbide, etc …. asi como a mancomunidades, cuadrillas, agencias de desarrollo y otras entidades locales de todo pelaje….. que viven del cuento con la única condición de ponerse en la foto con el político de turno.
    Ahi si que se iba a ahorrar en luz, gas y sueldos.

  2. Sobre todo en sueldos de amiguetes, familiares enchufados y conmilitones leales de boca cerrada, pero de bolsillo bien abierto. Todos ellos votos asegurados mientras dure el chollo, sean del partido que sean, que, en esto, todos son iguales.

  3. Lo que toda la vida se ha llamado ahorrar el chocolate del loro, ahora es ahorro contra el cambioclimático y por la sostenibilidáenergetica. Lo han dicho los del gova, pero no han dicho si hay subvención para algo o para alguien, o sea, que igual tampoco hay ahorro.

Dejar respuesta