rambo

El Ayuntamiento de Vitoria ha admitido que las batidas de jabalíes con arco en Salburua no están cumpliendo los objetivos iniciales, puesto que se han abatido a diez ejemplares en ocho meses cuando el propósito inicial era alcanzar los cuarenta.

El concejal de Gestión Ambiental, César Fernández de Landa, ha reconocido este martes en una comisión municipal que “las batidas con arco en Salburua no parecen el método adecuado para reducir la población de jabalíes” y, por ello, “el Ayuntamiento buscará otras posibilidades”.

Fernández de Landa ha explicado en este sentido que en los ocho meses de campaña los arqueros han dado caza a diez jabalíes cuando se estimaba abatir a cuarenta.

El consistorio ha comprobado que el número de ejemplares disminuye considerablemente en verano, ya que se van a otras zonas a alimentarse, por lo que “se ha prorrogado el sistema de control hasta el 18 de enero para ampliar el ciclo y, posteriormente, evaluar los datos”.

Fernández de Landa ha respondido así a una pregunta efectuada por Elkarrekin Vitoria en la Comisión de Acción por el Clima y Zona Rural. Su portavoz, Óscar Fernández ha demandado llevar a cabo otras acciones como echar repelente en las rutas de los jabalíes o el uso de anticonceptivos para las hembras como se realiza en Barcelona.

El Gobierno municipal ha rechazado ambas propuestas por “inoperantes” y ha asegurado que ya las había estudiado previamente. Ahora se esperará a analizar los datos una vez acabadas las batidas con arco y los «foto-rastreos» el próximo 18 de enero y “se buscarán otras posibilidades”. EFE

4 arqueros abatirán jabalíes en Vitoria


Compartir

6 Comentarios

  1. ¿y lo de los cazadores? no ha pensado alguno que antes estos le solucionaban gratis el problema?

    cuando un empresario fracasa en su idea pierde su dinero
    cuando un politico fracasa con su idea sube los impuestos

  2. Al gobierno municipal no le gusta que en las corridas de toros se mate al animal. Pero ¿jabalies? se quejan de que los que contratan para matarlos maten muy pocos. Como para hacerselo mirar.

  3. No son cosas para tomárselas a cachondeo me parece a mi.
    Cada vez les dejamos menos sitio y consciente o inconscientemente les facilitamos el alimento, nosotros/as haríamos lo mismo en su lugar, seguramente.

Dejar respuesta