ambulancia

El PP de Álava ha exigido hoy que la Diputación foral sufrague la ambulancia medicalizada que el Gobierno vasco niega a los alaveses a pesar de que el territorio sólo cuenta en la actualidad con una UVI móvil; algo que puede prolongar las esperas hasta cerca de 50 minutos.

Ha defendido además que lo adelantado por la institución foral se descuente de la aportación alavesa a los Presupuestos vascos.

Lo ha reclamado en Juntas Generales alavesas el portavoz ‘popular’ Iñaki Oyarzabal,
que ha recordado la negativa constante y prolongada en el tiempo de la consejería de
Salud del Gobierno vasco de solucionar un problema de atención sanitaria que los
‘populares’ tildan de “insostenible”. “Si el Gobierno vasco se sigue negando, le pido que
lo dote la Diputación; necesitamos recursos para que los alaveses tengamos una unidad
medicalizada más”, ha espetado al diputado general, Ramiro González.

Oyarzabal ha recordado que el servicio de ambulancias medicalizadas que se presta
actualmente en Álava no está a la altura de las necesidades de la ciudadanía. En este
sentido, ha censurado que mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS)
establece que debe haber una UVI móvil por cada 120.000 habitantes, en Álava hay una
para todo el territorio. “Vitoria debería contar con dos sólo para la ciudad”, ha censurado.

En palabras del ‘popular’, lo grave no es sólo el escaso número de ambulancias
medicalizadas, sino que en las últimas semanas Osakidetza ha alejado a Oñate
(Guipúzcoa) –localidad emplazada a 40 minutos de Vitoria– la única UVI móvil que
atiende a Álava.

Desde el PP de Álava han recordado que en el Ayuntamiento de Vitoria el alcalde Gorka
Urtaran se vio forzado la semana pasada a pedir una reunión con la consejera de Salud,
Gotzone Sagardui, tras las quejas del PP. Y a renglón seguido, ha señalado que el
diputado general “lleva ocho años y no le hemos oído ni una sola vez preocuparse de la
falta de ambulancias”. Tampoco se ha pronunciado González en torno al cierre el PAC
de San Martín y de las Urgencias de Santiago, ha incidido Oyarzabal.

Ante la afirmación de González de que comparte “la preocupación” del PP alavés y de
que mantiene contacto fluido y constante con la consejera de Salud del Gobierno vasco,
Oyarzabal ha señalado que eso le convierte en “cómplice” de la desatención sanitaria en
Álava.

Tras insistir en que la Diputación foral debería “exigir algo de lo que dependen vidas”,
desde el PP alavés han anunciado que el partido está recibiendo “cientos de quejas”. “Y
nos dicen que Osakidetza da instrucciones para que se oculten los datos”, ha desvelado.
Mientras todo esto sucede, ha expuesto, Ramiro González “actúa más como delegado
del Gobierno vasco en Álava que como diputado general”.

Oyarzabal ha argumentado que “no es verdad que se actúe en red porque ni si quiera
tenemos el número adecuado de ambulancias básicas”. Y ha añadido que las
deficiencias en la atención sanitaria conllevan que en Vitoria el tiempo de espera de una
UVI móvil puede alcanzar la media hora; y en Valdegovía, 50. “Esto es una auténtica
irresponsabilidad”, ha zanjado.

El PP alavés ha recordado que está elaborando un informe pormenorizado sobre la
desatención sanitaria en Álava y que este será remitido al Ararteko, al Gobierno vasco y
a las instituciones comunitarias. Entre los casos que se incluirán en el informe destaca
el de Montse, ciudadana de Vitoria cuyo marido falleció tras esperar durante casi media
hora una ambulancia medicalizada que Osakidetza envió a Vitoria desde Mondragón
(Guipúzcoa)



3 Comentarios

  1. Este Ayuntamiento y la Diputación sufragan gastos discutibles y envían nuestro dinero a medio mundo…, pero conscientes del riesgo que corremos los alaveses de perder la vida si no llega a tiempo una ambulancia medicalizada, escatiman UNA, sólo una ambulancia más, para cubrir el inmenso territorio de Álava.

Dejar respuesta