El Ministerio de Sanidad ha enviado a Euskadi una nueva partida de material sanitario con mascarillas, batas y los primeros 43.600 test rápidos para la detección del coronavirus.

Este tipo de test, según ha informado la Delegación del Gobierno en el País Vasco, es un complemento a las PCR que permitirá incrementar de forma sustancial la capacidad de diagnóstico para confirmar o descartar la presencia del coronavirus en la población.

Estos nuevos envíos de material, al que seguirán otros en los próximos días, van destinados a la población con mayor riego, especialmente para su distribución en hospitales y residencias de mayores.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ya avanzó este domingo el reparto entre las comunidades autónomas de la primera partida de un millón de test rápidos, de los que 58.000 tendrán como destino Euskadi. Estos test han sido probados y validados por el Instituto de Salud Carlos III.

El delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, ha afirmado que el Ejecutivo de España está cumpliendo con su compromiso de hacer llegar a las diferentes comunidades autónomas el material sanitario necesario para hacer frente a este pandemia.

«Todas las administraciones estamos dando un ejemplo de colaboración, de trabajo en común, imprescindible para hacer frente a esta situación de crisis, y quiero especialmente reconocer el trabajo de los sanitarios vascos, de Osakidetza, que nos dan día a día un enorme ejemplo de profesionalidad», ha señalado. EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta