La incidencia acumulada de covid-19 en 14 días ha bajado de 200 casos por 100.000 habitantes en Euskadi, en concreto se ha situado en 199,75, con lo que retrocede a valores de hace siete meses, aunque la tasa de positivos ha subido tres décimas hasta el 4,3 % en las últimas horas.

Desde que el 12 de agosto del año pasado este indicador se situará en 194,38 casos no había vuelto a estar por debajo de 200 en ningún momento y se han llegado a máximos de 849,49 casos en la segunda ola de la pandemia (12 de noviembre) y de 668,45 en la tercera (2 de febrero).

En todo caso la incidencia acumulada está lejos de los 60 casos que el Gobierno Vasco se ha marcado como objetivo, tal y como ha recordado en los últimos días la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, que también ha advertido de la ralentización del descenso de la curva epidemiológica.

De hecho la incidencia acumulada apenas ha bajado en 1,5 casos entre el martes y el miércoles, al pasar de 201,25 a 199,75, pero ha sido suficiente para dejar atrás la citada barrera de los 200 casos.

Según el último boletín epidemiológico del Departamento de Salud, con datos relativos al miércoles, ayer se hicieron en Euskadi 8.571 pruebas diagnósticas, casi 300 más que la víspera, y se detectaron 369 nuevos contagios, 34 más, con lo que la tasa de positividad subió hasta el 4,3 %, frente al 4 % del día anterior.

En los hospitales se ha aligerado la presión. En las ucis hay 100 pacientes covid, los mismos que el martes, pero ha bajado de 258 a 228 el número de personas en planta. Ayer se registraron 31 nuevos ingresos (cifra idéntica al martes) y en total hay 328 personas con el virus en la red hospitalaria de Osakidetza, 31 menos que la víspera.

Además del repunte en la tasa de positividad, otro dato negativo es que el número reproductivo básico, que indica a cuántas personas puede contagiar un infectado por covid, ha vuelto a subir de 0,94 a 0,95. En Álava y Bizkaia ha aumentado a 0,91 y 0,94 respectivamente, y en Gipuzkoa se mantiene en 1,02, lo que significa que en esta provincia un enfermo ya contagia a más de una persona.

La incidencia acumulada de la pandemia ha mejorado en Álava y Bizkaia, cuyas tasas han bajado a 223,49 y 208,61, mientras que Gipuzkoa, que lleva varias semanas con los mejores datos, vuelve a registrar por segundo día consecutivo un leve ascenso al pasar de 167,25 a 167,67.

De manera paralela, baja la incidencia en Vitoria hasta los 249,91 casos de incidencia acumulada y en Bilbao hasta los 221,08, y se mantiene invariable en San Sebastián con 82,79 casos.

En cuanto a la afección de la covid en la red educativa, este jueves hay 64 aulas clausuradas, 2 más que ayer miércoles, y los centros educativos afectados por la pandemia son 47, por encima de los 45 del día anterior.

Ningún centro educativo ha suspendido su actividad presencial y el porcentaje de clases cerradas por casos de coronavirus representa el 0,36 % de las 17.554 que existen entre los 2 años hasta la enseñanza no universitaria postobligatoria. EFE


Compartir

6 Comentarios

  1. Imposible…habrán leído mal los datos, PERO SI ESTAN ABIERTOS LOS BARES!! De todos es sabido que con los bares abiertos se disparan los contagios y no es por las reuniones navideñas o por climatologia como demuestran últimamente estudios. Bueno los bares son los malos o eso dicen los políticos y al fin y al cabo ellos no nos mentirían,no?

  2. Ya era hora de que espabilaran los hosteleros. A la tercera la vencida. Si lo hubieran hecho bien desde el principio, estaríamos sin restricciones. Pero aún, se ven bares donde se pasan las normas por el forro. No cantemos victoria antes de tiempo.

  3. Está demostrado que las reuniones navideñas causaron la tercera ola…los bares llevan abiertos 4 semanas y los contagios,la incidencia,ingresos en hospitales, pacientes en UCI, etc ha bajado a registros que no se veían desde el mes de Agosto. Dejar de echar la culpa a la hostelería que ya se ha demostrado varias veces que no son los culpables de NADA, sin contar con que son el colectivo más perjudicado junto al turismo y además tienen que hacer de padres con la clientela y asumir las irresponsabilidades individuales de la ciudadanía.

  4. Perico: nos timan en las consumiciones que no tican. Abusan con las horas que a los camareros no pagan y hacen trabajar más horas de las contratadas. No sirven en las terrazas, con las mesas asquerosas. Tienen los baños que parecen pocilgas (hay un dicho: como está el baño, está la cocina). En la mayoría de bares y restaurantes, en vez de dar de comer, echan de comer. Nos sirven jamón ibérico que ni por el forro es ibérico, aunque lo cobran como tal. Lo mismo pasa con el besugo, el queso manchego, la lubina, la merluza, el marisco gallego Los licores caros nos los sirven en chupitos y los cobran como copas. Aunque no es tan exagerado como años atrás, los hay que sirven bebidas de garrafón como si fueran de marca. Tienen las barras y las mesas llenas de vasos sin recoger. El suelo con residuos de todo tipo. La mayoría de camareras y camareros no tienen ni idea de lo que es una barra de bar, (si te sales del vino, el café y el cubata, no les pidas nada más porque no lo conocen y te ponen cara de sorpresa), etc, etc, etc, Vamos que el 80% no valen ni para encender las luces, y desprestigian al resto. Además de todo esto, se ha demostrado que en cuanto han abierto la hostelería, han aumentado los contagios. En esta última ocasión han espabilado un poco, pero solo un poco. Si bajan algo los contagios, es debido en parte a las vacunas y a que todos los anteriormente contagiados están inmunizados. Por algo es el sector peor valorado con mucha diferencia. De asco.

Dejar respuesta